03/08/2018 DERECHOS HUMANOS

Un año sin Nicolás Leiva: “No voy a descansar hasta saber qué pasó con mi hijo”, Norma Sánchez

A un año de la desaparición de Nicolás Leiva, su madre apuntó contra el Estado y sostiene que “el Gobierno que no se ocupó de buscarlo”.

img

“No se olviden de Nicolás”, pide Norma Sánchez quien desde el dolor y la angustia de una madre, volvió cargarse la foto de su hijo al pecho y renovó el pedido de justicia. A un año de la desaparición de Nicolás Leiva, su madre apuntó contra el Estado y sostiene que “el Gobierno que no se ocupó de buscarlo”.

“Queremos que la Justicia y queremos saber qué pasó con Nicolás, pareciera ser que al Gobierno no le interesa los chicos desaparecidos. De mi hijo nadie se acuerda, quedó en el olvido, pero nosotros seguimos exigiendo justicia”, sostuvo su madre en dialogo radial.

Norma enfatizó en el poco avance de la investigación y el atraso de la realización de peritajes en lugares claves donde pudo haber estar el joven y reclamó el poco interés del Gobierno en el caso. “Estamos hablando de un año de la desaparición nunca se hicieron pruebas de la camioneta donde vieron a mi hijo, se perdió una persona, porqué esperan tanto para hacer las pruebas”, señaló.

En ese sentido, también remarcó que los rastrillajes que realizó la policía se hicieron a pie y no se limpiaron las lagunas: “Pasaron por al lado de las lagunas y pusieron ni una máquina que busque en el fondo” indicó y afirmó que “Nicolás está en Resistencia, se revisaron todas las cámaras de seguridad del aeropuerto y la terminal y no hay información de Nicolás”.

 “No voy a descansar hasta saber qué paso, quiero respuestas del Gobierno. Necesito saber qué paso con Nicolás, dónde esta, qué hicieron con mi hijo”, enfatizó.

La causa está a cargo de la Fiscalía N° 9 a cargo de la fiscal Daniela Meiriño, “pero avanza de manera muy lenta”, manifiesta Sánchez y pide a que “se investigue a los agentes que lo amenazaron”. Cualquier información sobre Nicolás llamar al 3624689904 o recurrir a la comisaría más cercana. 

 

EL CASO

Nicolás Gabriel Leiva desapareció el 4 de agosto, residía con su madre y hermana en el domicilio ubicado en el pasaje Entre Ríos de Villa Luisa. El día de la desaparición estuvo hasta la tarde en su casa. Cerca de la 17.30 salió para visitar a unos amigos, se despidió y no supieron nunca más de él.

Días más tarde, el 7 de agosto, su familia se acercó al Comité de Prevención de la Tortura a fin de realizar una denuncia y manifestaron que habían concurrido a las comisarías de la zona, a la Jefatura de Policía y a hospitales para dar con su paradero sin obtener resultados.

El 10 de agosto hacen la denuncia ante la policía, sin lograr respuestas de ningún tipo. La intervención fiscal se inició en septiembre de 2017, aunque con medidas precarias. Del expediente judicial surge que al momento de la desaparición Nicolás era perseguido por policías de la comisaría seccional 10ª por el supuesto robo de una moto, a la vez que vivía constantes situaciones de amenazas por parte de los mismos. Amenazas que fueron denunciadas en su momento por Norma Sánchez.

En este sentido, Norma recordó haber recibido la visita de un policía manifestándole que su hijo ya lo tenía cansado y que en cualquier momento lo iba a terminar matando. Vecinos y vecinas que fueron entrevistados por el hecho del supuesto robo, dijeron no haber visto al joven.

Hasta la fecha, la Fiscalía habría desplegado diversas acciones para averiguar sobre el destino de Nicolás Leiva, sin embargo de los rastrillajes y los informes no surgen datos. Asimismo, hay diversas acciones y medidas requeridas tanto por la Defensa como por el Comité, a modo de recomendación, para intentar nuevos datos y no resultaron oídas en tiempo oportuno.

EDICIÓN IMPRESA