18/12/2017 INFORMACIÓN GENERAL

Un año sin Maira: Antonia viajará Saénz Peña al Tribunal Federal

Ayer, como cada mes, Antonia volvió a encabezar la marcha por la aparición de su hija Maira Benítez. Pero no fue un mes más, se cumplió un año y el único avance posible es el traspaso de la causa a la Justicia Federal. El jueves, la madre será recibida en Sáenz Peña.

img

En el medio de un casco céntrico colmado de protestas sociales, Antonia volvió a marchar en la capital chaqueña junto al movimiento de mujeres a un año de la desaparición de su hija, Maira Benítez.

La concentración inició en el mástil de la avenida 9 de Julio y una multitud convocada por la lucha de esta madre marchó hasta el Superior Tribunal de Justicia, pasando también por la Casa de Gobierno.

En su carta difundida el domingo al cumplirse un año de la desaparición de Maira, Antonia denunció complicidad judicial y política, además de que la búsqueda estaba estancada. Al pasar horas de la protesta, luego del mediodía, la mujer fue recibida por un mediador del Gobierno que le concibió los pedidos. Se trata de los recursos necesarios para trasladarse hasta el fuero federal en la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña. Ella exigía saber cómo continuará la causa además de manifestar que hay una “dilatación de la causa” y que los poderes provinciales buscan “quitarse responsabilidades”.   

Según los trascendidos, el jueves será el día en Antonia, acompañada por las agrupaciones sociales y feministas, viajará hasta las oficinas de la Justicia Federal desde Villa Ángela hasta la ciudad termal.

 

LA CARTA DE LA

MAMÁ DE MAIRA

 

“Maira no es la primera desaparecida del Chaco, tal vez lo sea de Villa Ángela, no lo sé, pero no es una buena imagen para nuestra ciudad tener una villangelense desaparecida durante un año. Que se cumpla un año de la desaparición de mi hija no es un aniversario común y deja a una persona perpleja sobre cómo reaccionar. Uno no sabe qué hacer. Deposité todas mis esperanzas en que este día nunca llegaría, que Maira aparecería por el accionar de la justicia, por el accionar de las movilizaciones, por mi lucha. Nada de eso ha pasado. Toda mi confianza, fe y esperanza se desvaneció con el correr del tiempo, con la experiencia de enfrentarme a las infamias del ex juez Eduardo Costas y del colegio de abogados local, a las falsas pistas que sembraban confusión, a las promesas incumplidas del gobierno, y a la incompetencia y encubrimiento de la justicia local, principalmente de quien dirigió la investigación en un primera instancia, el fiscal Sergio Ríos”, denunciaba el domingo.

“Mi hija puede ser una desaparecida más pero no quedará impune. Un año peleando por saber qué ha pasado con ella, un año rechazando sus ofrecimientos y peleando contra sus estrategias de desgaste me han dado la fortaleza para entender lo que está pasando y para seguir al frente de la búsqueda de justicia por mi hija. Esta lucha aún continúa”, concluyó.

 

Galeria

EDICIÓN IMPRESA