23/10/2017 DERECHOS HUMANOS
LA COOPERATIVA DE ARTES GRÁFICAS, EN EL XXXII ENM

Tropa Circa: “Los lazos que se forman en el trabajo, si se expanden, ayudan a vivir mejor y más acompañado”

Junto a las Macumbias, las trabajadoras de la cooperativa de artes gráficas Tropa Circa, compartieron su estadía en las instalaciones de elDIARIO de la Región. Hablaron de su historia, un colectivo bien humano y solidario de San Miguel de Tucumán, y de sus días en Chaco. “El Encuentro fue muy especial; significó el reencuentro entre las que vinimos, por fuera de la dinámica del trabajo".

img Las Tropa Circa y las Macumbias, durante su estadía en la cooperativa La Prensa.

La cooperativa de trabajo Tropa Circa se constituyó en San Miguel de Tucumán hace cuatro años. Cuenta con 16 asociadas y asociados y un servicio tan integral como humano, desde donde no sólo lograron profesionalizarse y competir fuertemente en el mercado si no trasladar su modo de trabajo solidario y colectivo puertas afuera de la organización.

Junto a las tucumanas de Macumbias, banda que sin lugar a dudas le puso todo el ritmo y la alegría al XXXII Encuentro Nacional de Mujeres, compartieron y convivieron durante tres intensas jornadas en la sede de la cooperativa La Prensa, editora de elDIARIO de la Región, que albergó a unas 20 mujeres entre cooperativistas y músicas; cinco de ellas de Tropa Circa.

Sol Osorio, de las socias fundadoras de la empresa, habló de una conformación, con alto predominio de mujeres, y tres trabajadores que completan el grupo humano. “Incluso los últimos dos ingresos también fueron femeninos”, comentó. 

Junto a su compañera, Ayelén Cabo, contaron que la cooperativa de trabajo empezó gestarse hace cinco años: "Cada vez que hablamos de nuestra historia nos damos cuenta de que en realidad las cosas venían de mucho antes y no por ahí de cuando nos formalizamos con los papeles, o la primera venta que hicimos, o la primera máquina que tuvimos, o cuando alquilamos el local”. 

"Antes de alquilar el local, el proyecto de la imprenta ya existía. Ya se venía soñando con esta forma que tomó ahora, donde tenemos un local a la calle, máquinas y servicios que ofrecer. En marzo de 2018, estaremos cumpliendo cinco años". 

La cooperativa de artes gráficas, integra además la Red Gráfica de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT). Ofrece como servicios la impresión de diarios, revistas, folletos, papelería en general; pero va un poco más allá, con la diagramación y ejecución de programas radiales y televisivos, con trabajos de producción como también de diseño relacionado a los servicios integrales de comunicación y páginas web. Además, realizan eventos vinculados a la comunicación, a producciones culturales y sociales, y dictan cursos, capacitaciones y enseñanzas abarcando al objeto social, fomentando "el espíritu solidario y de ayuda mutua entre asociados para generar una conciencia cooperativa". 

"La dinámica que nos planta como cooperativa es la dinámica interna de trabajo. Para afuera tratamos de ser lo más competitivo a nivel empresa para poder comer, para que funcione bien, para poder decir además que el cooperativismo sí funciona y sí es un espacio de trabajo que no tiene que ver con la precarización o el hacer las cosas a medias”, sostuvo Osorio en defensa del modelo productivo y desde el amor que a las claras les despierta el compartir en primera persona su experiencia cooperativa.

Contó además: “A la par del trabajo diario, buscamos la profesionalización y eso se está viendo reflejado en el proceso de la imprenta, en cómo estamos trabajando cada vez más y mejor. Lo que hace que haya también más boca en boca entre nuestros clientes".

Mientras que el lado bien humano, lo mostró Cabo: "Somos una imprenta cálida, que presta atención, que mira cuál es el trabajo que quiere el cliente, que te puede ofrecer algo acorde a tus necesidades también acomodando los costos en relación al beneficio. También esa lógica que capaz en un momento era más interna nuestra, de cuidarnos y de trabajar bien, se empezó a trasladar hacia afuera". 

Esta metodología de trabajo les permite a trabajadoras y trabajadores "un retiro promedio" en cuanto a utilidades, que completan con "algunas estrategias, mañas, para paliar lo complicado de la economía". Así llegaron a "las compras cooperativas de prácticamente todo lo que se consume en la casa de cada uno. En la casa de todos hay el mismo dentífrico, el mismo shampoo, el mismo papel higiénico. Pero amortizamos un montón de gastos, comemos en la imprenta todos juntos. No necesariamente por darnos manija de tener que hacerlo todo juntos; pero nos cuidamos". 

Esta convivencia que no sólo habla de una empresa sino del grupo humano de Tropa Circa, se fue gestando, tal como lo contó Osorio, a partir de "pensarnos como grupo cooperativo, ampliando un poco el marco de la familia; que los lazos que se forman en el trabajo, si atraviesan el trabajo y se expanden por fuera, ayudan un montón a vivir mejor, a vivir más acompañado. Lo que sabemos es que ante cualquier cosa que pase, más allá del entorno de cada uno, la imprenta está y el grupo contiene”. 

 

TROPA CIRCA Y EL ENCUENTRO      

La experiencia del XXXII Encuentro Nacional de Mujeres no sólo les permitió a Tropa Circa participar de lo constructivo de la convocatoria federal si no también realizar un primer viaje colectivo. "Creo que por eso también fue un Encuentro muy especial, por el reencuentro que significó entre las que vinimos. El encontrarnos desde otros lugares por fuera de la dinámica del trabajo", expresó Cabo.

Osorio, mientras tanto, destacó el recibimiento en la cooperativa La Prensa. "Para mí la experiencia en elDIARIO de la Región fue fantástica. Es hermoso, desde el lazo cooperativo encontrar algo igual de acogedor a nuestra cooperativa que es muy acogedora de verdad, con nosotros y con otras personas. Se recibe a la gente con los brazos abiertos. Está buenísimo sentir eso en otro lado. Sin que suene cliché, es un poco como estar en casa. No te sentís desubicada. Limpiaron el lugar para nosotras como nosotras hubiésemos limpiado el cuartito del fondo para recibir a 20 compañeras”, agradeció. 

No obstante, la percepción fue mucho más amplia: "En realidad nos llevamos eso de la provincia. No sabemos si es que nosotras no estamos viendo algo pero realmente Chaco nos ha recibido hermoso. Nos sentimos re seguras en la calle, todos los negocios en los que una fue a comer se portaron increíble. Y el ánimo de fiesta se sintió por todos lados”.

Para las chicas de Tropa Circa, el Encuentro fue eso, un punto de encuentro con gente que no vemos hace un montón, de otras provincias, donde vimos abrazos todo el tiempo y abrazos re genuinos, re sororos, de mucha confianza”.      

 

EDICIÓN IMPRESA