05/03/2018 POLICIALES
NAPENAY

Tres detenidos por el homicidio de un policía

Gasón Ojeda fue ultimado de una puñalada en el pecho que le alcanzó el corazón, el domingo por la noche cuando identificaba a tres hombres por una riña. Ese mismo día se entregó el supuesto asesino y fue detenido otro de los implicados; en tanto, ayer atraparon al tercer involucrado en el hecho.

img Dos de los detenidos: Hugo Gómez, presunto homicida, se entregó en la comisaría 2ª de Sáenz Peña; y Florencio Romero 49 años, atrapado en Napenay.

 

El cabo Gastón Ojeda recibió una puñalada que le alanzó el corazón el lunes por la noche durante un operativo de rutina en el que se disponía a detener a tres hombres que protagonizaban un desorden en la planta urbana de Napenay cuando le asestaron una certera puñalada en el pecho que le alcanzó el corazón. Murió camino al hospital minutos después de la medianoche.

Fue pasadas las 22 que Ojeda junto con otro uniformado intervinieron en una riña callejera entre tres hombres luego de una denuncia que alertó sobre la situación. Hasta la seccional llegó un hombre que advirtió sobre la amenaza que recibió su hijo de parte de otro joven que iba armado con un cuchillo cerca del registro Civil de dicha localidad.

Ambos policías salieron a recorrer la zona hasta que se toparon con el joven descripto en la denuncia en la vereda de la carnicería “Ezequiel”, ubicada frente plaza central, y estaba acompañado por otros dos hombres.

Según lo informado por la Policía, los agentes se acercaron a éstos para identificarlos y uno de ellos se resistió apuñalando a Ojeda en el pecho. Después, el agresor escapó del lugar a bordo de un Citroen C4 de negro en dirección a Sáenz Peña; y los otros escaparon en diferentes direcciones.

Ojeda fue trasladado hasta el puesto sanitario local y luego derivado en ambulancia hasta hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, donde pasadas las 00 falleció por “paro cardiorespiratorio”. El médico policial, Marcelo Senna, informó  que el cabo presentaba una “herida toraxica a la altura sexto espacio intercostal que perforó corazón”.

Durante la mañana de ayer, tanto el gobernador de la provincia, Domingo Peppo, como el ministro de Seguridad, Carlos Barsesa, repudiaron el hecho y lamentaron “la pérdida del joven cabo, que dejó a una familia, con dos hijos de 6 y 2 años”.

“Todo servidor público que entrega la vida en el cumplimiento de sus funciones, merece ser reconocido”, agregó Peppo que junto a funcionarios participaron de la despedida del policía. 

 Por su parte, Barsesa  confirmó que el hecho se originó “a raíz de la denuncia de un vecino por amenazas recibidas de un sujeto que circulaba por la vía pública armado y dos agentes policiales se constituyeron en el lugar para iniciar el procedimiento habitual que tuvo un desenlace no esperado”.

“Realmente sucedió en un hecho totalmente inesperado, en un operativo ordinario, la reacción del autor del hecho es inexplicable porque el policía estaba cumpliendo con una cuestión identificadora. Y no hubo posibilidad de defensa alguna”, sostuvo Barsesa y adelantó que se firmaría (al cierre de esta edición) el decreto de ascenso “post mortem” de Ojeda y que se articularán las gestiones para se otorgue pensión que corresponde a su esposa.

 

ENTREGA Y DETENCIONES

Minutos después del hecho, Hugo Gómez de 29 años se entregó en la comisaría 2ª de Sáenz Peña como el homicida.

Esa misma madrugada también se capturó a otro de los tres implicados, que fue identificado como J.E.M de 29 años.  El arma homicida se incautó en el lugar del hecho.

El tercer involucrado, pudo dar con, Florencio Romero 49 años, cayó cerca de las 11 de ayer; la policía de Napenay lo detuvo en la vivienda de un familiar en esa misma ciudad.

 

EDICIÓN IMPRESA