06/05/2018 LA PROVINCIA

Sabadini le contestó a Ayala por la supuesta parcialidad

El fiscal salió al cruce de la legisladora con pedido de detención, que en su posición de mostrarse como víctima de una “persecución política” lo acusó de pertenecer al grupo de abogados y autoridades judiciales que supo tener afinidad con el kirchnerismo. “Si cree que hay animosidad en su contra y no denuncia, está rozando una práctica delictiva”, dijo el representante del Ministerio Público. Legisladores provinciales también apuntaron contra la exintendenta.

img

Por momentos, el fiscal federal Patricio Sabadini suele renegar de la mediatización de las importantes causas contra exfuncionarios y actuales autoridades por supuesto lavado de activos. Declaraciones altisonantes de los investigados, especulaciones de los medios respecto del rumbo de la instrucción suelen irritar a quien está al frente de las pesquisas. Mientras que en otras, comprende la importancia de marcar terreno ante supuestas especulaciones en lo que hacen a su accionar al entender las consecuencias que puede tener la generación de un concepto erróneo.

Así pareciera ocurrir con los cruces que mantiene con la diputada con pedido de detención Aída Ayala, que desde ayer efectúa declaraciones a medios chaqueños, de esas que dejan “varios títulos” y que lejos de tener algún argumento, sólo sirven para generar “ruido”.

Entonces, tras las palabras de la exintendenta investigada por presunto lavado de activos, que sostiene ser víctima de una persecución política, definió al fiscal como integrante del colectivo Justicia Legítima, agrupación que supo ser afín al kirchnerismo y señaló que la jueza Zunilda Niremperger “hace todo lo que le pide Jorge Capitanich”.

Ayer, en declaraciones a la agencia Télam, Sabadini sostuvo: “Si Ayala dice que hay animosidad política en su contra y no denuncia, está rozando una práctica delictiva, porque su obligación como funcionaria es denunciar esa situación”, dijo a Télam.

El integrante del Ministerio Público Fiscal sostuvo que la posición de Ayala “es disparatada” porque “la jueza federal tiene antecedentes de haber elevado a juicio causas muy importantes donde demostró que no es permeable a las presiones”.

También, dijo que dado que Ayala recusó a Niremperger, la causa continuará “con la evaluación que haga la jueza sobre esa presentación y si la rechaza, el expediente pasará a la Cámara Federal de Apelaciones, que deberá decidir sobre su continuidad o designar un nuevo juez”.

EDICIÓN IMPRESA