07/11/2018 DERECHOS HUMANOS

Rosa Grillo, sobreviviente de la Masacre de Napalpí

El hallazgo de la mujer es clave para la causa judicial que se inició en 2014, dado que sería hasta el momento la única sobreviviente del genocidio indígena de 1924. Se estima que en la actualidad tiene entre 105 y 110 años.

img

Rosa Grillo, mujer qom de más de 100 años, es la última sobreviviente de la “Masacre de Napalpí”, el fusilamiento de las comunidades de la “Reducción de indios de Cacho”, llevado a cabo por la Policía de Chaco, en 1924.

En octubre, el historiador y docente Juan Chico se reunió con la familia Grillo, que reside en Colonia Aborigen, nombre con el que actualmente se denomina a Napalpí. Se estima que la mujer tiene entre 105 y 110 años y su hallazgo es clave para la causa judicial que se inició en 2014, dado que sería hasta el momento la única sobreviviente de la del genocidio indígena.  

Después de una serie de visitas a Colonia Aborigen y de varios encuentros con integrantes de la comunidad Qom, Juan Chico y los investigadores Arturo Blanco y Raquel Esquivel pudieron dar con la anciana que vive con su hija Florenciana y sus nietos, en el Lote 40. No se tiene precisión exacta de la edad de Grillo, ya que “fue anotada de grande”, contaron desde la Fundación Napalpí.

 

MEMORIA Y VERDAD

Su hija contó que la mujer recuerda lo que sucedió cuando tuvo lugar la masacre y que, siendo niña pudo escapar junto a su madre, Antonia. Rosa también recuerda la presencia del avión durante esos días de julio de 1924 y los caramelos que arrojaban como señuelo, hecho que observaba por primera vez.

Sobre el día del fusilamiento, la sobreviviente contó que esa mañana salieron a juntar los caramelos que arrojaban desde el avión, cuando sintieron el estruendo y la gente empezó a caer herida, su mamá y tíos la tomaron y se la llevaron al monte y así fue como pudieron salvarse del genocidio que se cobró la vida de cientos de indígenas. Tuvieron que refugiarse durante varios días y noches en el monte, sin alimentos, hasta que pudieron escaparse con destino a Machagai. 

La Fiscalía federal fue notificada también del hallazgo de Grillo y oportunamente la mujer deberá prestar testimonio en la investigación que se está llevando adelante y que promueve un juicio por la verdad. Lo que se busca es que la Masacre de Napalpí sea juzgada como un crimen de lesa humanidad.

La causa cuenta con las declaraciones de Pedro Balquinta, de la comunidad Moqoit, que fue el único sobreviviente de dos masacres: la de Napalpí, en 1924, y la de El Zapallar, ocurrida el 9 de septiembre de 1933. Balquinta falleció a los 108 años, el 30 de diciembre de 2015.

También, la justicia pudo tomar el testimonio de Mario y Sabino Irigoyen, hijos de Melitona Enrique, de la comunidad Qom, quien sobrevivió a la Masacre de Napalpí cuando tenía 23 años. Enrique falleció el 13 de noviembre de 2008, a los 107 años, y en su honor se conmemora cada 13 de noviembre el "Día provincial de la mujer iIndígena". Otra de las declaraciones que tiene la Justicia federal es la de Carmen Delgado, hija de Rosa Chara, quien es otra de las sobrevivientes de la masacre.

El viernes, en el marco de la investigación judicial que lleva adelante  la Unidad de DD. HH. de la Fiscalía federal, el Equipo Argentino de Antropología Forense visitó el Lote 39, llamado “Fosa de la Matanza Napalpi”, de Colonia Aborigen, lugar donde ocurrió la masacre. Se estudia la posibilidad de realizar exhumaciones que aporten información relevante para la investigación judicial.

 

ASISTENCIA

Juan Chico se comunicó con el gobernador, Domingo Pepo, y le transmitió la noticia del “hallazgo” de Grillo y las necesidades y carencias con la que vive junto a su familia en la actualidad, sin energía eléctrica ni agua potable. El mandatario provincial se comprometió a visitarla en los próximos días y a “ocuparse personalmente” de la situación.

 

EDICIÓN IMPRESA