10/08/2017 LA PROVINCIA

Rodrigo Ocampo: construir la oposición al ajuste permanente

El dirigente de La Cámpora y concejal del Municipio de Resistencia dialogó con elDIARIO de la Región sobre la coyuntura política y los desafíos que plantea el neoliberalismo imperante. “Es muy preocupante la naturalización de la cultura del desánimo. Ante el ajuste de Macri, hay que regenerar política con la idea de la esperanza y la participación”, afirmó.

img

“La política tiene que volver a enamorar. Hay que crear esperanza, porque funciona con la gente adentro, comprometida. Hay que poner en primer plano la idea de la transformación, y el ejercicio de opinar y sentirse escuchado. Soy parte de una nueva generación, la misma que en 2019 tendrá que tomar una decisión tajante, cuál es el rumbo definitivo que tendrá Argentina. En esto hay un tema dialéctico; o se está con las corporaciones y el neoliberalismo o con el pueblo y sus necesidades”, palabras de Rodrigo Ocampo, concejal del Municipio de Resistencia por el justicialismo y responsable político de La Cámpora en Chaco, durante la charla que mantuvo con elDIARIO de la Región y en la que abordó diversos temas de interés relacionados con la política y la gestión.

 

Cumplidas las legislativas locales y con las nacionales el domingo, cuál es tu análisis del desempeño del oficialismo, y en ese marco, lo referente a la baja participación en los comicios.

En principio, me parece importante que el frente Chaco Merece Más haya vuelto a tener una victoria, era fundamental que se pueda imponer porque la alternativa es un radicalismo irresponsable, vetusto y represivo. El radicalismo chaqueño milita el ajuste de Macri. Hay que cuidar lo que se hizo y solucionar los problemas actuales. Más allá de los resultados, es preocupante la baja participación, se da en un contexto de crisis de representación. Antes, había un Estado presente que elevaba la participación ciudadana, hoy, el clima político se acható. El macrismo generó un impacto de antipolítica en ese sentido, abonan permanentemente al descrédito político y la desconfianza, y a la larga eso impacta, es una forma de adormecer a la gente. Eso hizo mella en las PASO, y luego se pudo recomponer un poco en las Generales, pero no debe perderse de vista esa foto.

 

¿Coincidís en que, en gran medida, la crisis económica le termina pasando factura al oficialismo local por que no plantea una diferencia tajante con el Gobierno nacional? 

Lo que percibo es que se evita el contraste respecto de la gestión nacional, y creo que si bien esto puede entenderse como una cuestión de gobernabilidad por parte de Peppo, es muchas veces una trampa, porque las soluciones no terminan de llegar. Es el viejo juego de ir corriendo el arco de los problemas reales. Lo que evidencia un juego perverso por parte del macrismo, que pide acompañamiento institucional pero no da las respuestas concretas que necesitan provincias como Chaco.

Gobiernan en contra de los sectores populares y comunican tácticamente para un sector. Es por eso que uno adhiere a la lógica de Capitanich, de plantarse como oposición en la provincia, una muestra concreta de que se puede ser oposición y seguir gobernando. Capitanich hace lo que demanda la hora, y lo hizo cuando decidió recuperar la Ciudad de Resistencia. El baño de humildad que Cristina reconoció en aquel acto del hospital Pediátrico. Los que nos sentimos orgánicos a Cristina, acumulamos fuerzas en ese sentido, sabíamos que la etapa que venía después de 2015 era difícil, muchas decisiones de aquel momento hoy son un capital incuestionable para 2019.

 

¿Esa organicidad o lealtad para con Cristina dónde queda en la lista del frente Chaco Merece Más?

Insisto en que debemos defender lo que hemos conseguido, en rigor incluso de una etapa de resistencia, sin dejar de reclamar un contraste mayor en lo ideológico para clarificar a la ciudadanía en quién es Macri y quienes somos nosotros, esto es binario. No hay que perder de vista que como en todo proceso político hay batallas que deben darse en momentos definidos, de mayor nitidez, y otras según se administra el tiempo. Al márquetin político de Cambiemos nosotros tenemos que responderle con la realidad de una provincia con mucha dignidad, y aún con los grises y contradicciones que tienen todos los procesos políticos, estamos haciendo los esfuerzos por mantener su identidad política.

 

¿Cómo se conjuga la cuestión de la convocatoria de Unidad Ciudadana, la experiencia local de Chaco Merece Más y el voto a favor de los buitres por ejemplo?

Primero, vale remarcar que CFK constituyó Unidad Ciudadana desde un ensayo político electoral sumamente interesante en la provincia de Buenos Aires, y eso no es transferible al resto de las provincias. Hay liderazgos locales que la siguen respaldando y no están en las mismas condiciones para un armado de tal magnitud.

Pensar la construcción de una fuerza que exprese kirchnerismo sin los condimentos de Capitanich, lo que expresamos algunos compañeros y compañeras con diferentes responsabilidades, o bien el expreso acompañamiento de dirigentes de talla nacional expresa a las claras la necesidad de revisar la coyuntura. No obstante es un proceso loable, inicial y potente en el tiempo. Asimismo, me parece importante remarcar con preocupación el caso de Martínez Campos, es cierto que la ciudadanía vota proyectos y no nombres, y nosotros trasladaremos nuestro apoyo a Chaco Merece Más. Sin dejar de plantear la complejidad de ver un candidato confeso del endeudamiento o del voto a los buitres. Siendo lejano a CFK y endeble en sus posiciones como oposición a Macri.

 

¿Cómo se logra un mayor correlato de unidad en el kirchnerismo local?

Hay que adoptar dos conductas, la primera es construir unidad contra el neoliberalismo, y ese es un proceso lento por la diversidad de actores y fuerzas, por el entramado político del peronismo y la irrupción de nuevas identidades, todas leales a CFK. Estoy convencido que muchos intendentes, dirigentes y militantes están esperando que en 2019 se organice una alianza fuerte contra Macri, es un proceso que lleva tiempo, y que a mediano plazo dará resultados pero en lo inmediato no es fácil de dilucidar en forma nítida. Estamos en otra etapa, incluso por la dinámica de cada territorio, las construcciones federales del kirchnerismo son muy fundamentales, en Chaco lo vemos con Capitanich y con Marín Pilatti Vergara, o las diputadas Analía Rach y Lucila Masin, varios diputados provinciales, creo que hay una representación política suficiente como para esperanzarse. También es importante mencionar que el peronismo está construyendo nuevas identidades porque a menudo nos pasa que en los ámbitos territoriales la primera palabra que aparece es CFK. Eso, en 2019 significará la posibilidad de saldar esta etapa.

 

En ese camino hacia el 2019, ¿cómo se “reinventa” la militancia en lo que respecta al laburo en el territorio con los vecinos, y sin caer en esa suerte de “beneficio de inventario” de la década ganada?, sobre todo con el laburante que vota al neoliberalismo

Hay que correrse del lugar del conocimiento, que muchas veces hasta roza con la soberbia. Hay que hablar con los vecinos, con la gente en la puerta de cada casa, romper la inercia mediática que tanto conforta a algunos dirigentes. Volver a pedirles que reflexionen sobre cómo impacta el ajuste y las medidas de Macri que en su economía. Y también hay que dejar de preguntar a quién votó en 2015, hay que soltar eso, porque termina siendo contraproducente, ensucia la charla con los ciudadanos. Nos enfrentamos a la derecha más peligrosa de los últimos 50 años, tenemos que volvernos más sofisticados, y a veces la sofisticación es el mayor grado de simpleza.

 

¿Por qué decís que este neoliberalismo es más sofisticado? 

Por el armado de alianzas políticas del macrismo con las corporaciones banqueras, de comunicación, judiciales, sojeras y mineras, que le permiten un engorde de capacidad financiera para endeudarse por un lado y por el otro ajustar sobre el pueblo desde un mensaje de conciliación. Están tomando decisiones con bisturí, pero en la primera que la gente se aviva que está perdiendo derechos, ellos manifiestan que son cirujanos novatos.

Antes había una prioridad de mover el mercado interno, de desarrollo y crecimiento, esto no sucede, porque antes el foco estaba en la gente y ahora en las corporaciones, en los ricos, en las minorías escondidas en los set de televisión. Eso es lo que hay que diferenciar: las cosas que el ciudadano podía hacer antes, y ahora no. Le desorganizaron la vida a la gente.

 

Ahora bien, esa lectura con ese eje, brilla por su ausencia en los principales candidatos del frente.

Exacto. Por ello cuando me ofrecieron ser parte de la lista oficial a diputados nacionales, dije que no. Fundamentalmente por respeto a las ideas políticas de la fuerza que represento y respeto militante a tantos compañeros, elijo seguir sumando en la construcción que estamos llevando a cabo en Resistencia y dar lo mejor para la responsabilidad con la que me eligieron en la Ciudad. No estoy dispuesto a negociar mi identidad, soy leal a CFK y cada decisión es consulta con mi conducción nacional. Hay que seguir respaldando a Capitanich en Resistencia, y seguir fertilizando lo que se viene, seguramente tendremos nuevos escenarios, mientras tanto hay que trabajar y ser pacientes, respetando a la gente y dando todo en cada tarea, así el futuro se vuelve más preciso.  

EDICIÓN IMPRESA