05/01/2018 LA PROVINCIA
SÁENZ PEÑA

Reunión para buscar mejorar el servicio de agua

Fue un encuentro coordinado entre la empresa estatal Sameep y funcionarios del municipio termal. Además de informar que el servicio estaba establecido en su totalidad, advirtieron que ya no se venderá agua para cargar piletas.

img

El presidente de Sameep, Claudio Westtein, se reunió en Sáenz Peña con el secretario de Gobierno del Municipio de dicha localidad, Bruno Cipolini, y Hugo Canteros, jefe de zona ll de SAMEEP. El encuentro fue para determinar los pasos a seguir en pos de mejorar la prestación del servicio en Sáenz Peña. Esto deido a los recientes y también históricos problemas que tiene la ciudad respecto a la provisión de agua.

Distintas situaciones naturales y humanas como la quema de pastizales, la rotura del acueducto al interior por una empresa privada y las altas temperaturas registradas en las últimas semanas, afectaron notoriamente el suministro de agua potable hacia el interior. El cual ya se encuentra reestablecido, destacó la empresa.

Durante la reunión también se determinó que no se va a vender más agua a granel para llenar piletas. Esta es una solución que se ejecutará hasta que quede normalizado el servicio que ya se encuentra en funcionamiento. Además, se habló de la solución definitiva para las localidades: el segundo acueducto para el interior del Chaco.

 

Analizaron la

emergencia hídrica

 

El gobernador, Domingo Peppo, y el vicegobernador, Daniel Capitanich, se reunieron con el presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Francisco Zisuela, para analizar las acciones que se realizan ante la emergencia hídrica declarada por la escasez de lluvia en el interior provincial. Ante un pronóstico poco alentador para los próximos meses, coincidieron en exhortar el uso racional del agua potable, priorizando siempre el consumo humano.

Mediante la emergencia, la APA y Sameep trabajan en la asistencia a las poblaciones afectadas para satisfacer las necesidades básicas de sus habitantes. Actualmente, se asiste con camiones de agua potable a Machagai, Quitilipi, Charata, Pampa del Infierno, San Bernardo, Hermoso Campo, San Martín, Villa Berthet, El Espinillo, Makallé y Nueva Pompeya, entre otras localidades.

“La asistencia llega a las localidades donde llega el acueducto, ya que en los barrios alejados no hay presión suficiente”, recordó Zisuela tras la reunión con el mandatario provincial de la que participó también el subsecretario de Prensa, Aldo Almirón.

También, Zisuela subrayó que ante la grave situación que se vive se suspendió la venta de agua para el llenado de piletas, ya que sólo se utiliza el agua para consumo humano, tal como lo hicieron desde Sameep. “Los reservorios están vacíos, los canales están totalmente limpios esperando ser llenados pero necesitamos al menos dos lluvias de más de 100 milímetros para que se llenen y el pronóstico no prevé precipitaciones importantes”, advirtió.

Cabe recordar que la emergencia fue declarada por decreto el 19 de diciembre de 2017, luego que la Dirección de Estudios Básicos de la APA presentara al Ejecutivo un informe con el panorama de las precipitaciones. Según el informe, la provincia aparece con déficits más marcados: superior al 50 % de anomalía negativa en la zona central, el sector sudoeste y las zonas de influencia de Taco Pozo y El Sauzalito; y llegando al 70 % de déficit en la zona de influencia de Sáenz Peña.

 

EDICIÓN IMPRESA