05/10/2018 LA PROVINCIA

Resistencia se plantó contra el ajuste en Salud

Organizaciones sociales y políticas, sindicatos, profesionales y usuarios replicaron en las calles del centro capitalino la marcha federal realizada en varios puntos del país en defensa de la salud pública. Reclamaron por los recortes presupuestarios y el desmantelamiento de áreas que impulsa el Gobierno nacional.

img

La rebaja de Ministerio a Secretaría, el recorte presupuestario que ello implica y el desmantelamiento de áreas claves de la salud pública fueron los ejes centrales de la manifestación de este jueves por la mañana en torno a la plaza central de Resistencia y en la cual se dieron cita organizaciones sociales y políticas, de derechos humanos, sindicatos, profesionales, y usuarios. Fue en el marco de la jornada nacional de rechazo al ajuste en el sector y reclamo ante la administración macrista.

Las organizaciones se dieron cita en frente a la Casa por la Memoria, donde la médica Carolina Centeno, secretaria de Salud Laboral de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) de los Trabajadores, leyó un documento consensuado por las organizaciones convocantes titulado :  “No al cierre del Ministerio de Salud”, con las consignas fundamentales y un duro cuestionamiento al sistema de Cobertura Universal de Salud (CUS) en tanto implica una privatización velada de la atención, entre varias otras críticas al “modelo Cambiemos”, luego de la manifestación bordeó la 25 de Mayo.

“Venimos a defender la salud pública, siguiendo los lineamientos de Ramón Carrillo, de esta verdadera transferencia de dinero del sector a la medicina privada”, fueron las palabras de Jorge “Rengo” Miño, exdetenido político, exdiputado nacional y referente de la Agrupación Ramón Carrillo, al ser consultado por elDIARIO de la Región.

El secretario General de la Unión del Personal Civil de la Provincia (UPCP), José Niz, rechazó las “políticas de ajuste neoliberales, impulsadas por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, impulsan y promueven el desmantelamiento total y absoluto de las políticas públicas en general y del sector de salud en particular”.

La licenciada Carolina Fule, de la Red Entre Líneas, hizo hincapié en el “desmantelamiento de la atención de la salud primaria, sobre todo de los servicios de salud mental en el interior, deuda de haberes y despidos, con promesas del Gobierno provincial de renovar esos contratos pero todavía no se concretó nada”.

Por su parte, el médico y también sobreviviente del terrorismo de Estado Jorge Migueles señaló: “Hay una disputa de fondo entre el derecho a la salud y el proyecto del macrismo que considera al sistema sanitario un negocio, con un enfoque que en lo macro implica el ahorro en salud y educación y que esas áreas las tomen los negocios privados. Es una disputa mundial y ahora nos tocó a nosotros. Esperamos resolverlo en democracia, pero dado el modelo violento que ejerce el gobierno sólo tenemos que esperar conflictividad agravada”, afirmó.

EL DOCUMENTO

En la previa a la marcha, la médica Centeno leyó el documento de la marcha, en el cual se subrayó: “Desde que asumió Mauricio Macri, venimos sufriendo el desmantelamiento de las políticas públicas en general y las del sector salud en particular. A partir del cambio de gestión, el Gobierno está intentando implementar la falsamente denominada Cobertura Universal de Salud (CUS) junto a la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet): un sistema impuesto por el Banco Mundial que consiste en reasignar el presupuesto del sistema público de salud al sector privado, garantizando sólo una “canasta básica” o paquete mínimo de servicios de forma gratuita, donde la población deberá pagar por las practicas sanitarias que queden por fuera de esta”.

En ese sentido, se hizo especial hincapié en el déficit de atención: “El Gobierno redujo y subejecutó el presupuesto del área, vaciando y cerrando programas, lo que trajo aparejadas graves consecuencias a la población. Por ejemplo, se han registrado denuncias por faltantes de medicamentos, insumos básicos como preservativos y otros métodos anticonceptivos para garantizar la salud sexual, reproductiva y no reproductiva a la par de que no se aseguran los recursos necesarios para la interrupción legal del embarazo. Incluso se ha comenzado a desarmar programas esenciales, como los de chagas y tuberculosis, o el plan nacional de vacunación, eliminando la dosis de los 11 años contra la meningitis, con el peligro que eso implica para toda la comunidad”.

PRECARIZACIÓN

Por otra parte, también se refirió la precarización de los trabajadores y trabajadoras de la Salud: “Los despidos no cesan, como en el caso del hospital Posadas a nivel nacional, y los despidos en el área de la Salud Mental en nuestra provincia, al tiempo que se profundizaron los problemas de infraestructura en hospitales y centros de salud. El vaciamiento del sistema público junto al desmantelamiento del PAMI provocan guardias cada vez más colapsadas, grandes dificultades para acceder a prácticas programadas, largas filas de madrugada y listas de espera de meses que no hacen sino agravar el estado de salud de las y los pacientes. En paralelo, se mantienen cerrados siete hospitales de alta complejidad, seis de ellos en la Provincia de Buenos Aires y uno en Paraná, que podrían dar respuestas a más de un millón de personas”.

SALUD O FONDO

En sus tramos finales el documento pone el ajuste en contexto con la renuncia de la soberanía económica que implica el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional: “Eliminar el Ministerio de Salud no es meramente un cambio de nombre y de organigrama. Con esta medida impuesta por el Fondo Monetario Internacional, se ponen en riesgo la gran mayoría de las políticas públicas que dependen de esta cartera”.

“El retroceso histórico, implica la pérdida del poder de rectoría y de conducción estratégica de la política sanitaria Federal, permitiendo el avance incontrolado de las fuerzas del mercado y vulnerando no solo los derechos de los ciudadanos y ciudadanas que acuden al sistema público de salud, sino que a su vez impacta negativamente en los millones de afiliados y afiliadas de la seguridad social”, agregaron.

ADHESIONES

Participaron en la marcha una heterogénea sumatoria de agrupaciones y ámbitos de la militancia social, sindical, y política como CTA de los Trabajadores, la Unión Personal Civil de la Provincia de Chaco, la ATE Chaco, la ATE Verde y Blanco, UTRE CTERA , la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Chaco; el Frente de Salud por Chaco, Red Entrelíneas, la CTEP, la Agrupación Ramón Carrillo, la Fundación Ramón Carrillo, el Colegio de Psicólogos del Chaco, la Comisión Provincial Por la Memoria, Revuelta Feminista, la FUP de Humanidades UNNE, Cátedra Libre “Carlos Alberto Zamudio”,  legisladores nacionales y provinciales, entre los que se cuentan a Lucila Masin, Daniel Trabalón y Gladis Cristaldo, La Cámpora, Unidad Ciudadana, Espacio de agrupaciones Peronistas.

 

Por: Fotos: Pablo Dao, elDIARIO de La Región

Galeria

EDICIÓN IMPRESA