24/07/2018 DERECHOS HUMANOS
VIOLENCIA POLICIAL EN EL SAN JOSÉ OBRERO

Reclamo de familiares: “No pueden estar circulando con armas por la calle”

El domingo por la noche, hubo un altercado policial sospechoso en el barrio San José Obrero, en el que resultaron lesionados dos menores por balas de goma. Ayer, hubo una marcha en la plaza central de la ciudad en repudio a estas agresiones. Las familias denunciaron el manejo de los agentes policiales. “Cuántos chicos sufren sin motivo, les pisan la cabeza, los tratan como delincuentes, ladrones y asesinos”, dijo uno de los padres a elDIARIO de la Región.

img

Ayer por la tarde, los familiares, la comunidad del barrio y organizaciones sociales marcharon en repudio las agresiones sufridas por dos menores por parte de agentes policiales en el barrio San José Obrero, de Resistencia.

“Una sensación de impotencia, una madre siempre justifica a sus hijos, pero él vive conmigo, lo conozco”, declaró la madre de uno de los menores a la que la Policía provincial disparó el domingo por la noche en el barrio San José Obrero. La mujer relató a elDIARIO que los oficiales se acercaron con el justificativo de que los menores querían robar. Ante su consulta sobre la denuncia, cambiaron y dijeron que la moto que tenían los menores “era robada”, la mujer explicó que si bien el móvil era prestado, tenían todos los papeles.

“Llegaron a la casa y estábamos nosotros, si era en otro lado, la historia hubiera sido otra”, dijo la madre del chico, quien aseguró que la camioneta policial llegó sin sirena y con las luces apagadas y que el agente que habló con ella “se reía y burlaba” y que incluso hacían “como que les iba a chocar” con la camioneta. Fue en ese momento cuando escucharon tiros. Los agentes no se identificaron, agregó la familia del menor.  

“Querían levantar a los chicos y a la moto”, agregó el padre del menor de 11 años baleado. “Primero con la excusa de que estaban robando carteras, luego vino lo de la moto, en ningún momento dieron la voz de alto”, expresó y contó que sólo empezaron a disparar.

“Cuántos chicos sufren sin motivo, les pisan la cabeza, los tratan como delincuentes, ladrones y asesinos”, dijo el hombre, con un claro repudio hacia la actuación vecinal. “Ellos deben estar para proteger, no para agredir”, indicó. “Ya le vamos a encontrar”, contó este padre que fue la amenaza que lanzó el agente hacia los chicos en presencia de sus padres, mientras tuvo que ser retirado por el oficial a cargo.  

También denunciaron que “no bajó el fiscal y que la ambulancia jamás llegó, sólo el 102 de la niñez”. Durante la marcha, pidieron que “el Gobierno tome cartas en el asunto y el jefe de la policía, esta gente “no puede estar circulando con armas por la calle, mira si le tiran a una criatura”, manifestó el padre del menor. “Pasa todos los días, por favor tomen conciencia”, recamó por último.

 

“SE PERSIGUE

A LOS PIBES”

 

elDIARIO de la Región también habló con referentes de la Garganta Poderosa Resistencia, organización social que trabaja en ese barrio. Según destacaron, la convocatoria masiva de la marcha de un día para otro tiene que ver con que todas las organizaciones de base tienen “pibes y pibas y sabemos cómo se persigue a los pibes por portación de cara, no hay fundamentación”. “No se encontró absolutamente nada” que justifique excepto el “accionar abusivo de las fuerzas de inseguridad”, manifestaron.

Además, aclararon que este lunes por la mañana se concretó la denuncia en la fiscalía de turno y también se habló con Néstor Sotelo por parte de la Secretaría de Derechos Humanos para que tomaran medidas preventivas ante la amenaza policial. “No es un hecho aislado”, indicaron y expresaron que este agente “no es un loquito ni sacado, es una línea represiva a los pibes en los barrios periféricos”, así como que inventan causas armadas, “coimean por las motos”, entre otras cosas. “Los vecinos evitaron que eso sucediera”, dijeron desde la Poderosa como un motivo de orgullo ante una comunidad que sabe que puede proteger los derechos de sus menores.

“La idea es mostrar doctrina Chocobar”, denunciaron. “No queremos más Facundo Ferreira, Luciano Arruga, Rafael Nahuel, no queremos más pibes muertos en nuestros barrios y la respuesta del Estado es esto: palos, balas de goma, calabozo, torturas y amenazas”, dijeron.

“Escuchamos decir que los pibes no estaban robando, no se merecen esto, pero aquel pibe que está robando tampoco se merece esto, no merecen les disparen balas de goma, ni que se los amenace”, aclararon. Además, confirmaron que los agentes amenazaron también a las familias antes de retirarse y que los chicos ala ver que la Policía los seguían “claro que huyeron, porque tenían miedo”.

Contaron que el jefe de Policía informó que estos agentes fueron separados a trabajos administrativos por una cuestión preventiva hasta que se investigue, pero con eso no alcanza.

La convocatoria estuvo hecha por las organizaciones de La Poderosa y el MTL, que actúan en el barrio pero se sumaron otras agrupaciones como La Dignidad, el Movimiento Evita y otros.

EDICIÓN IMPRESA