27/12/2017 EL PAÍS

Procesaron a Lagomarsino por la muerte del fiscal Nisman

Lo decidió el juez Ercolini. Además, congeló las cuentas del sospechoso y le trabó un embargo de 15 millones de pesos. Por ahora no irá preso y seguirá vigilado.

img

El juez federal Julián Ercolini ordenó ayer el procesamiento de Diego Lagomarsino por considerarlo "partícipe necesario" del asesinato del fiscal Alberto Nisman.
"Resuelvo ordenar el procesamiento de Diego Ángel Lagomarsino, por considerarlo penalmente responsable del delito de homicidio simple agravado por el uso de armas de fuego, en calidad de partícipe necesario", afirmó el magistrado en su fallo.

Además, Ercolini congeló las cuentas y trabó un embargo de 15 millones de pesos sobre el técnico informático, que no irá preso sino que seguirá vigilado por una tobillera electrónica.

En una resolución de 656 páginas, el juez también procesó a los cuatro custodios que estaban a cargo de la seguridad de Nisman, por "encubrimiento agravado" e "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

Lagomarsino, quien asesoraba a Nisman en temas informáticos, reconoció en más de una oportunidad ser el dueño del arma de la que salió el disparo que mató al fiscal, aunque siempre sostuvo que el investigador se la había pedido prestada un día antes de aparecer muerto.
 

"NISMAN ME

CAGÓ LA VIDA"

Lagomarsino dijo que tiene "terror de que se cometa una injusticia" en la causa por la muerte de Alberto Nisman, en referencia a la posibilidad de que se le dicte prisión preventiva, al tiempo que sostuvo que el exfiscal lo metió "en un quilombo".

Más temprano, antes de conocerse su procesamiento por parte de Ercolini, el propio Lagomarsino aseguró en el Canal América: "Tengo terror a que se cometa una injusticia". Insistió en que le entregó un arma a Nisman por pedido del propio fiscal, preocupado por la seguridad de sus hijas, y dijo que para probar eso "están los llamados de Alberto (Nisman)" pidiéndole "el arma".

También reiteró que la exesposa de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado "miente" y subrayó: "dijo que el tiro era atrás de la nuca y que la computadora es un colador, y la computadora de Nisman no era un colador".

"Alberto Nisman me cagó la vida", sostuvo Lagomarsino, quien analizó en declaraciones a radio Delta que el exfuncionario a cargo de la investigación por el atentado a la AMIA "no pensó" que lo "iba a meter en el quilombo" en el que, según dijo, lo involucró.

Asimismo, subrayó: "Si voy preso me termino de romper, no hay nada peor que un inocente preso". "Me arrepiento del quilombo en el que me metí por darle el arma a Alberto Nisman. Soy el único que existe en esta causa, por eso las fichas están puestas sobre mí. No creo que haya alguien que me quiera preso", expresó, y aseguró que "nadie" del gobierno de Mauricio Macri ni del de Cristina de Kirchner lo "contactó". (Fuente: Noticias Argentinas/Ámbito)

EDICIÓN IMPRESA