13/09/2018 LA PROVINCIA

Principio de solución al reclamo laboral de despedidos en Salud Mental y Adicciones

Trabajadores y trabajadoras del área convinieron con la Directora de Salud Mental del Chaco Dra. Marcela Ramírez, el pase a la órbita provincial de los 28 despedidos por Nación. Las contrataciones se harían efectivas de modo escalonado con el compromiso de extender dicho número en la medida de lo posible. Todavía resta solucionar la deuda de haberes desde febrero.

img

Integrantes de los equipos de Salud Mental y Adicciones dependientes de la Dirección Nacional en la materia se reunieron con la Directora de Salud Mental del Chaco Dra.  Marcela Ramírez, con quien firmaron un acta acuerdo para la absorción por parte de provincia de la totalidad de los trabajadores y trabajadoras del área a partir del mes en curso. Se trata de 28 trabajadores que realizan atención primaria en distintas localidades del Chaco.

Según lo estipulado, las contrataciones serían de a 2 o 3 trabajadores por mes, con el compromiso de extender dicho numero en la medida de lo posible.  Así lo dispuso el ministro de Salud dr Luis Zapico, lo cual fue reconocido por los trabajadores, así como “la buena predisposición demostrada en reuniones anteriores respecto de hacer efectiva la el pase total a la órbita provincial de la plantilla de trabajo” según precisaron.

Cabe recordar que Chaco ya sufrió una fuerte baja en contrataciones nacionales en el 2016, lo que se tradujo en el desmantelamiento de dispositivos y acciones en salud mental en zonas de alta vulnerabilidad social del interior de la provincia.

En ese sentido, días atrás, en el marco de una conferencia realizada para visibilizar esta cuestión, Antonia Gómez, familiar de un usuario y de la organización “Mejor ando en Comunidad”, remarcó la importancia de contar con los agentes destinados a ejecutar en el territorio las políticas sanitarias: “Apoyo a todos estos trabajadores y quiero pedir a la Nación y a Chaco para que se movilicen, es necesario este tipo de dispositivos, porque sin profesionales no hay avance posible en la mejora y calidad de vida de los usuarios y las familias, en todos los aspectos, con proyectos de inserción laboral, y un cambio total en su vida, en el día a día”. 

DEUDA DE HABERES

Asimismo, otra cuestión para nada menor tiene que ver con los haberes adeudados. “A la fecha se siguen adeudando los pagos de sueldo desde el mes de febrero. Tenemos información según la cual el director de Salud Mental y Adicciones de nación Luciano Grasso,  se comprometió  a elaborar  un nuevo convenio para  el pago de esta deuda y para la continuidad de los trabajadores hasta el mes de Diciembre, pero aún no hay novedades concretas respecto de la fecha de pago” señalaron.

EL PARADIGMA DEL AJUSTE

Este reclamo por el sustento laboral, en lo personal, y por el desmantelamiento de un área clave para la salud de la población, en lo social, tiene como antecedente directo el despido de 88 profesionales digitado desde la Dirección Nacional de Salud Mental del Chaco y otras provincias. Los despidos fueron notificados por WhatsApp, luego de meses trabajando sin cobrar. Referentes en la materia estipulan que la medida se da en el marco del brutal ajuste en Educación, y Salud, y que implica en lo específico el desguace de un área encargada aplicar la Ley 26.657 de Salud Mental del año 2010, que implicó un cambio de paradigma en las políticas públicas del área y que tuvo una amplia aceptación de todo el espectro político y de todas las áreas de la salud. La Ley Nacional de Salud Mental N° 26657 fue sancionada en 2010,  resultado de un arduo trabajo de años por parte de familiares y usuarios, profesionales de salud mental y organismos de derechos humanos, en el marco de la aprobación de otras leyes similares como la Ley de Servicios Audiovisuales y la Ley de Matrimonio Igualitario. Establece que la salud mental es un problema pluri causal y que su abordaje necesita una mirada integral, interdisciplinaria e intersectorial, priorizando  la atención primaria, igualitaria y en Comunidad.

EDICIÓN IMPRESA