09/05/2018 DERECHOS HUMANOS

Preocupación de organismos de DD. HH. por demoras en la finalización de los arreglos en la Casa por la Memoria

Autoridades de la Comisión Provincial por la Memoria reiteraron el pedido de finalización definitiva de los trabajos de restauración/refacción en el “ex centro clandestino de detención Brigada de Investigaciones”. Para los organismos, este tipo de retrasos “contribuyen al debilitamiento de las políticas de memoria, verdad y justicia, y de derechos humanos por parte del Estado”.

img

En la mañana de ayer, tuvo lugar en la Casa de Gobierno una reunión entre el subsecretario de Obras Públicas, Fernando Cuchi, e integrantes de la agrupación H.I.J.O.S. Chaco, Martín Peralta y Santiago Osuna, quienes expusieron al funcionario una serie de puntos inconclusos de la obra de restauración y refacción de la actual sede de la Comisión Provincial por la Memoria. “De la reunión, que no duró más de 15 minutos, nos fuimos sin un compromiso claro respecto nuestros reclamos” señaló Peralta, a cargo de la Presidencia de la Comisión por la Memoria (CPM), en representación de H.I.J.O.S. Chaco.

Algunos puntos sobresalientes de la lista de pedidos presentados son la falta de equipamiento, arreglos de aberturas, pintura exterior, filtración en uno de los sótanos y puesta en funcionamiento de una ascensor, una de las premisas básicas para asegurar la visita al museo y la participación en las actividades organizadas allí de personas con movilidad reducida. 

UNA ENTREGA DE NUNCA ACABAR

Cabe recordar que el 2 de agosto de 2017, organismos de derechos humanos de la CPM fueron recibidos por el gobernador, Domingo Peppo, quien se comprometió mediante un acta a la entrega del sitio histórico a fines de ese año con la totalidad de los trabajos finalizados. Ello no ocurrió y finalmente se realizó una apertura parcial en diciembre, con motivo del aniversario de la Masacre de Margarita Belén. Luego, los trabajos continuaron hasta fines de marzo, cuando se tuvo lugar una nueva “apertura parcial”, con la entrega del espacio a los organismos de derechos humanos, no obstante, sin la finalización de las obras.

“Lo que hubo fue una entrega provisoria, pero nada más, cuando la promesa del Ejecutivo había sido la terminación definitiva, por ello solicitamos una reunión con el gobernador”, precisó Peralta. En ese sentido, Peralta señaló su preocupación: “Percibimos que el Ministerio de Infraestructura no se ocupa en que la empresa que lleva adelante la obra la concluya de una vez, tal y como se anunció en su momento a mediados de 2015”.

Por último, advirtió que este tipo de demoras “contribuyen al debilitamiento de las políticas de memoria, verdad y justicia y de derechos humanos por parte del Estado”.

LA CASA POR LA MEMORIA

La casona de Marcelo T. de Alvear 32 fue el centro neurálgico del terrorismo de Estado en la región: la ex Brigada de Investigaciones de la Policía de Chaco, la sede de un centro base de operaciones para el secuestro, tortura y asesinato de opositores políticos al gobierno de facto.

En la actualidad, luego de que el edificio haya sido recuperado como sitio histórico por organismos de derechos humanos, las instalaciones albergan a la Comisión Provincial por la Memoria y sus áreas, el museo y la Biblioteca por la Memoria, el Registro Único de la Verdad y el Programa de Asistencia a la Víctimas del Terrorismo de Estado, mediante las cuales el espacio lleva a cabo una múltiple y variada tarea en lo referente a la promoción y difusión de la memoria histórica -con muestras artísticas, talleres, actividades culturales, visitas guiadas, tareas de investigación, sistematización de la información, producción de contenidos, organización de archivos y acompañamiento a testigos en causas por delitos de lesa humanidad.

Asimismo, el edificio es parte de una investigación judicial (causa Caballero II) y por ello hay zonas que han sido espacios de detención ilegal de presos políticos.Desde 2004, el edificio fue declarado patrimonio cultural de la provincia por el decreto N º 1951 y en marzo de 2015 la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner declaró al edificio lugar histórico nacional mediante el decreto N° 379/2015.

EDICIÓN IMPRESA