14/04/2018 DERECHOS HUMANOS
SE TRATA DE UN EXPOLICÍA SEPARADO DE SU CARGO POR HOMICIDIO

Piden investigar a la expareja y padre de las víctimas del incendio

Las profesionales del Centro de Atención a Víctimas de Violencias elaboraron un informe dando cuenta de los indicadores de violencia grave de Hugo Torres contra Mariza y sus dos hijas durante 2014 y 2015. Hay más de cinco denuncias por la violación de restricción de Torres y en ningún caso fue detenido.

img “En este caso, el agresor demostró al sistema judicial que podía transgredir todas las medidas impuestas”, aseguraron las especialistas.

El Centro de Atención a Víctimas de Violencias (CAVV) pide que se investiguen las causas del incendio en Chaco 2160, donde murieron Mariza Caballero de 38 años y sus hijas de diez y de ocho.

La abogada Victoria Almirón (M. P. Nº 4563) pidió a la Fiscalía N° 6 de Resistencia adjuntar a la investigación un informe del CAVV, donde se atendieron desde 2015 las tres mujeres muertas. En el mismo, se detallan las denuncias al padre de las niñas y expareja, Hugo Gabriel Torres, y los indicadores de violencia grave que presentaba el agresor. Además, solicitan que se investigue por qué nunca fue arrestado dado que “como mínimo hay cinco denuncias de no cumplimiento de las medidas de prohibición de acercamiento extendido por el Juzgado de Familia”. “Solicitamos también que el hospital Pediátrico informe a la Fiscalía de lo sucedido durante los días de internación con el grupo familiar y el padre que tenía la prohibición de acercamiento”, expresaron.

La psicóloga del CAVV Silvana Pérez (M. P. N° 135) manifestó que “del análisis del caso, de la historia clínica y los antecedentes surge que la paciente presentaba indicadores de violencia creciente por parte del agresor”. “Por eso, pedimos que se investiguen las circunstancias del incendio y las causas de qué o quién lo provocó”, señaló.

Por su parte, la abogada Almirón agregó: “Independientemente de las intervenciones sociales, jurídicas y terapéuticas que se realizaron, no se logró contener el avasallamiento del agresor. Es función de la Justicia cumplimentar las medidas de prohibición de acercamiento, como también llegar a la verdad real de los hechos como indica el Derecho Procesal Penal”.

Las especialistas remarcaron el hecho de que el agresor es expolicía, separado de la fuerza de seguridad por homicidio y que durante sus funciones también se desempeñó en la división de Bomberos. “El grado de violencia y perversión del agresor y su lugar de poder aumenta el nivel de vulnerabilidad de las víctimas. Y cuando al fin la víctima logra hacer la denuncia, el Estado no activa los mecanismos de protección. En este caso, el agresor demostró al sistema judicial que podía transgredir todas las medidas impuestas”, sostuvo Pérez. La víctima de violencia Caballero además era portadora de un botón antipánico.

 

ACERCA DEL CAVV

El CAVV es un equipo interdisciplinario de profesionales que asisten y acompañan a las víctimas antes, durante y después de la denuncia o situación de emergencia. Se abordan los problemas de manera integral, interinstitucional y con perspectiva de género, recibiendo derivaciones de todos los organismos públicos y de la sociedad civil.

Las víctimas no necesitan radicar una denuncia previa para asesorarse en el Centro y cualquier persona puede acercarse a consultar sobre los procesos de admisión.

El CAVV funciona en López y Planes 157 (Resistencia) de lunes a viernes de 7 a 15. Los teléfonos son (362) 445 2585 y (362)154 747 247 (celular).

 

LAS PERICIAS, SIN CONCLUSIONES

A pesar de que no se informó la causa del incendio en la vivienda de Caballero, desde la Justicia provincial sí salieron a asegurar que las pericias realizadas por agentes del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses establecieron que “no hubo intervención de terceros”.

Así lo afirmó el procurador General, Jorge Canteros, a medios locales que insistió que el incendio del domingo “no fue intencional”.

 

 

 

EDICIÓN IMPRESA