01/09/2018 DERECHOS HUMANOS
RESTAURACIÓN DE LOS MURALES

“No existe cultura sin memoria y territorio”

Así afirmó Martín Peralta, presidente de la Casa por la Memoria Chaco, este jueves 30 en el día de las Víctimas de Desapariciones Forzadas cuando culminó la restauración de los murales sobre derechos humanos en la fachada de la cooperativa La Prensa, que habían sido vandalizados con mensajes de odio. La artista del mural sobre géneros y violencias también agregó que fue “un mensaje muy dañino y violento para dejarlo pasar”, y se comprometió a velar por este tipo de trabajos en pos a una perspectiva de derechos.

img Integrantes de la cooperativa y la Casa por la Memoria junto a exdetenidos y la artista Valentina Mariani. Daniela Gómez/ elDIARIO

Durante la jornada del jueves, se terminó la restauración completa de los murales con perspectiva de derechos humanos en la fachada de la cooperativa La Prensa. Se trata del mural sobre géneros y violencias “Si duele, no es amor” de la artista Valentina Mariani, que se pintó en el marco del encuentro de mujeres el año pasado y fue vandalizado con un sentido odiante en julio. El segundo mural consiste en las clásicas siluetas que conmemoran a las muertes en la Masacre de Margarita Belén, del exdetenido y escritor Miguel Molfino.

La fecha elegida para esta actividad de restauración fue en homenaje al día internacional de la Víctimas de Desapariciones Forzadas. La Comisión de Cultura de la cooperativa que edita elDIARIO de la Región contó con el apoyo y el trabajo conjunto de la Casa por la Memoria provincial (CPM) y la Subsecretaría de Cultura del Municipio en la persona de Leonardo Ramos.

Martín Peralta, presidente de la CPM, en diálogo con este matutino dijo que la cultura debe incorporar la memoria de un pueblo, “una cultura sin memoria y sin territorio no existe. Así como el territorio que estamos retrocediendo día a día con el gobierno que está devastando la educación”.

“La reposición de los murales es lo mínimo que nos cabe”, dijo con respecto al interés por no dejar pasar estas expresiones de odio al arte político en lugares públicos. “Aquellos que expresan violencia, mentira o tergiversaciones sobre las verdades históricas son los que buscan confundir y destruir sobre todo el entramado social, donde la memoria es un componente esencial. No hay manera que una sociedad evolucione sin memoria, sin conciencia de sí misma y sin el desarrollo que sobre esa conciencia es capaz de hacer”, indicó.

“Estos retrógrados que nos proponen atacar la expresión de un sector que propone este camino, el de la memoria, colaboran con otros retrógrados como los que nos gobiernan que proponen la destrucción de la educación”, aseguró.

“En estos momentos críticos que estamos pasando en el país, me parece un acto de restitución de la memoria este mural, que dignifica a la vida, al ser humano, al luchador, al militante honesto que el país merece tener estos momentos para salir adelante”, dijo el exdetenido político Adolfo Serantes, que acompañó la pintada del mural por la tarde.

Por su parte, Cristina Figueredo, también exdetenida y docente, hizo hincapié en el día histórico que se vivió en el país con la marca federal por la Universidad Pública. “Tendríamos muchos lugares donde estar participando en este momento pero vinimos primero acá a rendir homenaje a los compañeros caídos en Margarita Belén, también a todas las mujeres que han caído durante este tiempo y a las mujeres y hombres que están reivendicando el género”, manifestó a este medio. “Como una militante más de los derechos humanos y por la educación, de acá nos vamos a la marcha en defensa de la universidad pública porque la educación del pueblo no se vende, se defiende”, expresó.

EL DOLOR NO ES AMOR

La autora del mural sobre violencia machista y amor romántico, restituyó desde cero la obra y volvió a usar la técnica colectiva de la primera vez. Señaló que el significado del mural tiene que ver con la violencia en la pareja y “evidenciar como las formas del amor romántico muchas veces esconden comportamientos violentos como los celos, el control, la manipulación, que se disfrazan de amor o preocupación por la persona de al lado, cuando en realidad son comportamientos tóxicos y violentos”.

El mural muestra una mujer consumida y con un corazón que la asfixia, que representa el amor romántico. El mensaje “si duele, no es amor” hace referencia a eso, “justamente porque todes estamos acostumbrades y educades bajo una forma de relacionarnos donde nos dicen que el amor tiene que doler, que costar y si hay obstáculos, es más puro”, explicó.

“La idea es dejar este mensaje de reconocer que el dolor no puede ser nunca amor y poder crear nuevas formas de relacionarnos, basadas en el respeto, el compañerismo, en la aceptación de la individualidad del otre o incluso de la libertad en la pareja”, agregó. “La idea es tratar de desterrar esa noción del amor, del sacrificio, de la entrega hacia el otre y trocarla por otra noción más respetuosa”.

SOBRE EL VANDALISMO

Consultada por el motivo que llevó a la restauración de su obra, Mariani señaló: “En sí, el vandalismo no es algo que me moleste porque si yo tuve la oportunidad de expresarme en un muro, otras personas tienen derecho a hacerlo. Cuando se vandalizan los portales, muchas veces, es hasta una linda oportunidad para volver a juntarse y pintarlos, porque los murales no son eternos y siempre necesitan algún mantenimiento”, expresó primeramente.

Sin embargo, destacó: “En este caso, sí me parecía importante restaurarlo por el mensaje que dejó esa pintada. Lo que hicieron estas personas que pintaron fue cambiarle la expresión de tristeza y resignación por una de alegría y tacharon la palabra no para que quede ‘si dueles es amor’. Es un mensaje muy dañino y violento para dejarlo pasar”.

“Lo que molesta es la intención de querer cambiar el sentido del mensaje, cambiarlo formando una frase tan violenta. Evidentemente muchas relaciones están atravesadas por la violencia, y me parece que es una problemática muy seria que en nuestra provincia, en nuestro país y en muchos países del mundo la consecuencia más grave son los femicidios”, afirmó.

Así, la artista se comprometió a velar por esta cuestión, cuestionarse y colaborar a dejar mensajes que ayuden a las demás personas a cuestionarse esta problemática que no es menor, ya que provoca sufrimiento, violencia y muerte de muchas mujeres.

 

 

 

EDICIÓN IMPRESA