19/07/2018 EL PAÍS

No aclares que oscurece

Con dos años de gestión a cuestas sin logros para demostrar y con una crisis económica que se evidencia en un dólar a 30 pesos, un endeudamiento sin precedentes y la inflación más alta en los últimos 25 meses, Macri brindó una conferencia de prensa en la que reiteró excusas y se desligó de responsabilidad alguna. Admitió que el Gobierno subestimó la inflación, al tiempo que aseguró que el "año que viene será de un dígito" y ratificó que no habrá retenciones al campo y defendió los despidos en Télam y dijo que harán una auditoría por los aportantes truchos.

img

“Hay cosas que no dominamos"; “Los problemas que heredamos del gobierno anterior; “La tormenta nos sacudió cuando estábamos despegando”; “El crecimiento va a disminuir”; "Vivimos en un mundo convulsionado"; "No dominamos las cosas que pasan en el mundo", algunas de las definiciones del primer mandatario nacional ayer en conferencia de prensa, luego de dos años de gestión a cuestas sin logros para demostrar y con una crisis económica que se evidencia en un dólar a 30 pesos, un endeudamiento sin precedentes y la inflación más alta en los últimos 25 meses.

Sin discurso previo, el president,e Mauricio Macri, respondió preguntas de los periodistas acreditados en Casa Rosada. Sin precisiones ni anuncios concretos, habló de la inflación, los despidos en Télam, la actual situación económica (a la que calificó de tormenta), los aportantes truchos, las retenciones al campo y los aportantes truchos. "Los argentinos sienten angustia, esto puede terminar en una crisis, no lo creo. Estoy acá, entendiendo lo que les pasa. Lo que queremos todos juntos es construir un país que salga para adelante, pero hay cosas que no dominamos, que pueden pasar en el mundo, pero cada vez estamos más claros con mejores herramientas" afirmó.

Sobre la inflación, señaló: "Por más que no haya sido tan fácil como creímos al principio el tema de la inflación, sigue siendo una prioridad. El año que viene va a bajar diez puntos. Esta tormenta que devaluó la moneda. La inflación sigue siendo la prioridad. La inversión es lo que genera trabajo, así que estamos comprometidos en eso. El objetivo es bajar la inflación. El acuerdo que llevamos al Fondo Monetario Internacional (FMI) va en esa dirección. Esperamos llegar a la inflación de un dígito.

Además, Macri volvió a hacer una excepción sobre los salarios de los empleados públicos para los que aseguró que no habrá acuerdos atados a la inflación sino a los recursos estatales e insistió en la lógica del ajuste: "Tenemos un Estado que ha gastado más de lo que tiene". Sobre la posibilidad de una nueva ola de “tarifazos”, el mandatario volvió a reírse de los "Macritips" que se viralizaron por las redes y aseguró que han servido para "consumir la energía necesaria" y que "las tarifas a fin de mes no sean tan duras".

CONTRA LAS CUERDAS

 En su columna de opinión, el periodista y analista político Eduardo Aliverti señaló; “Una primera observación sería que el presidente debe cambiar los “coaching” o los “mentoring”, o bien, todo lo contrario: que debe ratificarlos porque el objetivo es justamente insistir en hablar con fraseología de escuela primaria, remarcar el nombre de pila de cada periodista en el comienzo de sus respuestas, adaptar cada contestación al discurso generalista preestablecido y confiar en que, al no haber repregunta, todo pasa así como así porque lo que sirvió en campaña tiene posibilidades de reeditarse.

“Desde ya, el primer y pequeño problema de esa táctica es que el Gobierno ya tiene pasado y un presente de los peores”, obserbó y añadió: “El segundo inconveniente es que concibieron esta rueda de prensa, anunciada con antelación inédita, para contribuir a la confianza en un momento dramático. Generaron entonces una expectativa proporcional, estimulada por la noticia de que Macri se preparó como para ingresar al cuerpo de marines. Salen de la apuesta con una catarata de burlas que inunda las redes y con la certeza extendida de que no tienen más nada para decir. ¿Así terminan los grandes cuadros del PRO?”

EDICIÓN IMPRESA