12/07/2018 DERECHOS HUMANOS

Murió el genocida Ramón Meza

Tracendió ayer que el excomisario principal de la Policía de Chaco Ramón Esteban Meza falleció el domingo en su domicilio del barrio Villa del Carmen (Resistencia), donde cumplía su arresto domiciliario por razones de salud desde 2009 por sendas condenas de 25 y 19 años de prisión en las causas Caballero 1 y 2, la primera en 2010 y la segunda en mayo pasado.

img Desde la agrupación HIJOS Chaco señalaron que se trató de un genocida implicado en crímenes gravísimos y celebraron las condenas en su contra por parte de la Justicia. Gentileza.

Desde la agrupación HIJOS Chaco, señalaron que se trató de un genocida implicado en crímenes gravísimos y celebraron las condenas en su contra por parte de la Justicia.

Cabe recordar que durante su intervención en los debates de la causa Caballero II, en 2016, Meza se distinguió a raíz de un fallido intento de presentarse como un sumariante; un conocedor de los hechos que se investigan pero en un marco de legalidad. Sin embargo, conforme avanzó en su relato, por momentos confusos, terminó “mostrando la hilacha” y reconoció una serie de datos que indican un conocimiento de primera mano respecto de los secuestros y torturas que se investigan.

Sin que nadie se lo preguntara, manifestó haber utilizado “manuales para combatir la plaga subversiva”, pero cuando se le pidió más detalles sobre este material, no supo responder. En ese sentido, el recordado Mario Bosch, querellante en el juicio, comentó que la curiosa mención le remite a los instructivos sobre represión (en los que se establecían los interrogatorios bajo tortura) llamados manuales de lucha contra la subversión por las Fuerzas Armadas de la época. “La soberbia y la ideología lo terminaron traicionando, dio informaciones que no surgen de la documental sino que solamente pueden surgir de interrogatorios clandestinos y se fue autoincriminando vinculó las detenciones con supuestas delaciones y esas delaciones si existieron, tienen como origen las torturas en la Brigada”, afirmó el querellante. “Es algo propio de alguien que sigue reivindicando el terrorismo de estado y llama plaga a los militantes”, expresó.

Asimismo, el Tribunal Oral Federal de Resistencia en la sentencia de la causa Caballero I del año 2010, que condenó a Meza a 25 años por Tormentos a perseguidos políticos. Se incorporó al grupo de tareas cuando se habían mudado a la calle Marcelo T. de Alvear, era el jefe de la zona restringida, así lo señalaron varios testigos, también era el preventor en los sumarios relacionados a la lucha antisubversiva y en ello ponía especial empeño, participaba en las detenciones para lo cual usaba nombres supuestos tal como se escuchó en Debate. El 31 de mayo, el mismo Tribunal en la causa Caballero II volvió a condenar a Meza a la pena de 19 años por tormentos a detenidos por razones políticas y por la privación ilegal de la libertad del matrimonio Pedro Morel y Sara Fulvia Ayala quienes se encuentran desaparecidos.

 

 

 

EDICIÓN IMPRESA