01/05/2018 EL MUNDO

Multitudinaria marcha para pedir la libertad de Lula

Como no ocurría hace más de 30 años, las siete sindicales obreras se concentraron en el Día del Trabajador para pedir la libertad del expresidente. Lula escribió una carta en la que exhortó a “continuar resistiendo”.

img

Las mayores centrales sindicales de Brasil transformaron ayer las manifestaciones por el Día de los Trabajadores en un clamor para exigir la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde el 7 de abril en la ciudad de Curitiba.

Las siete corporaciones sindicales más importantes del país concentraron a miles de personas en el centro de Curitiba y en los alrededores de la sede policial en la que Lula cumple una pena de 12 años y un mes. Esta es la primera vez desde el restablecimiento de la democracia, en 1985, que las centrales sindicales se concentran juntas un primero de mayo y bajo un mismo lema, que este año fue "En defensa de los Derechos y por Lula libre".

"Trabajadores por Lula libre", "Estamos con Lula", "No a la prisión de Lula", la figura del exjefe de Estado (2003-2010), cuyo liderazgo se forjó en los movimientos sindicales de Sao Paulo, vertebró una jornada en la que también se protestó contra las reformas económicas del presidente de Brasil, Michel Temer.

"Los trabajadores nunca sufrimos tanto con la pérdida de derechos, el desempleo y la vuelta de la miseria. Además de sufrir viendo al mejor presidente de la historia de Brasil en la condición de preso político", dijo Wagner Freitas, presidente de la Central Única de los Trabajadores (CUT), la mayor unión sindical del país.

Las protestas en Curitiba se repitieron en Sao Paulo -la mayor ciudad de Brasil-, Río de Janeiro y Brasilia, la capital del país, así como en urbes de al menos otros diez estados del gigante sudamericano.

Lula, de 72 años, aparece como líder de todos los sondeos de opinión con vistas a las elecciones de octubre.

LA CARTA

Luiz Inácio Lula da Silva envió una carta a los militantes acampados en Curitiba donde se realiza una concentración por el Día del Trabajador. "Sepan que continuamos juntos, resistiendo, porque estamos en una causa justa por la democracia, por los derechos del pueblo", dijo Lula a los militantes que ayer le dedicaron un retumbante "Buen día presidente".

En la correspondencia escrita desde una celda de la Superintendencia de la Policía Federal, repudió el atentado que dejó dos militantes heridos el sábado, uno de ellos de gravedad.

"Me quedé indignado con este nuevo ataque a los compañeros y compañeras que luchan por la Justicia en nuestro país". Agregó: "Quiero mandar un abrazo de solidaridad a Jefferson (de Menezes) y a Marcia (Koakoski) y a las familias que sufren junto a ellos, yo también sufrí".

 

El sábado, un hombre disparó contra el campamento donde cientos de militantes realizan una "vigilia" por el líder. Antes de los disparos, realizados con un arma de uso exclusivo de los militares y la Policía, un grupo de provocadores pasó por el reducto petista al grito de "(Jair) Bolsonaro Presidente".

El capitán retirado del Ejército Bolsonaro está segundo en los sondeos, con entre el 15 y 17 % de intenciones de voto, con vistas a los comicios del 7 de octubre, liderados por Lula que suma el 31 %.

"Diariamente, la Red Globo envenena al país con sus mentiras sobre el Partido de los Trabajadores (PT), los compañeros de izquierda y los movimientos sociales". "Tengo 50 años de militancia y nunca vi nada semejante a lo que está aconteciendo en Brasil" agrega la misiva, leída por Gleisi Hoffmann, titular del PT, en la noche de ayer ante los acampados.

EDICIÓN IMPRESA