03/07/2018 EL PAÍS

Más impuestos para quienes quieran viajar al exterior

El Gobierno nacional llega con una novedad que podría limitar aún más la posibilidad de los argentinos de salir del país.

img El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Gentileza.

Lo confirmó el ministro Dietrich, que al mismo tiempo eliminó el mínimo obligatorio para los pasajes de cabotaje, que limitaba a las low cost.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, se subió a la avanzada del Poder Ejecutivo en pos de una mayor recaudación y dejó entrever que podría aplicarse una suba al impuesto a los pasajes al exterior y también un recargo a las compras realizadas fuera de la Argentina.

"Se trata de distintas alternativas que evalúa el Gobierno y que si se aprueban estarán dentro del presupuesto del año que viene. Todo esto forma parte de las conversaciones que tenemos con el Ministerio de Hacienda para cerrar el presupuesto del año que viene y se van a evaluar todas las posibilidades; nada tiene 0% de posibilidades de que suceda. Pero en principio, lo que priorizamos es la baja del gasto público y reducción del déficit fiscal y no la creación de nuevos impuestos", manifestó el ministro durante una charla con periodistas.

La aplicación intentará reducir el déficit de turismo que este 2018 podría superar los 15 mil millones de dólares.

Asimismo, el funcionario celebró que "la suba del dólar de los últimos días redujo la demanda de pasajes al exterior pero se incrementó el ingreso de extranjeros".

La tasa actual que se agrega a los pasajes internacionales es del 7 por ciento, pero podría llegar a ser de 15 puntos porcentuales. Las compras con tarjeta de crédito fuera de Argentina, en tanto, podrían sufrir un impuesto que iría del 10 al 15 por ciento. Esta última medida podría ser aplicada incluso este mismo año sin que pase por el Congreso.

En cuanto a la medida dirigida a bajar los precios de los pasajes de cabotaje, Dietrich manifestó que "el Gobierno decidió que ya no haya un mínimo de banda tarifaria". Y completó: "quien quiera vender un pasaje a un peso, lo podrá hacer y este nuevo esquema empezará a regir el 15 de agosto y se aplicará a los pasajes que sean ida y vuelta y que se vendan con un mes de anticipación".

Dietrich reconocio que la baja de las tarifas era un fuerte reclamo de las empresas de low cost, que realizan importantes promociones para poder llenar sus aviones.

 

EDICIÓN IMPRESA