09/05/2018 EL INTERIOR

Más de 220 milímetros de lluvia complicaron a Santa Sylvina y Chorotis

Las lluvias del martes dejaron a varias familias aisladas. Actualmente, las bombas de agua funcionan con normalidad, aunque en la zonas este y centro, las aguas siguen bajando lentamente.

img Las calles de Santa Sylvina, tras la copiosa lluvia.

 

 

 

 

El temporal de lluvia y tormenta del martes que afectó a gran parte del sudoeste, dejó a Santa Sylvina, con familias evacuadas y calles y barrios anegados. En pocas horas, cayó 200 milímetros de agua.

Las lluvias provocaron equipos de la Municipalidad de Santa Sylvina recorran los barrios más complicados para asistir a las familias. Aunque la situación más crítica se vivió en la zona rural, tanto personal del Municipio como de Bomberos Voluntarios y la Policía local se abocaron a las tareas en la zona urbana.

Actualmente, la corresponsalía de el DIARIO de la Región recorrió las calles de la zona centro y la zona este, donde el agua escurre lentamente. Por su parte, la intendenta Susana Maggio, aseguró en su página de Facebook, que  “Vamos a salir de esta penosa situación, y no tenemos dudas de que lo haremos juntos, unidos como hermanos. ¡Los abrazamos fuertemente queridos sylvinenses!”, expresó.

Informó además que líneas telefónicas de la Comuna se encuentran abiertas. Aquellos vecinos que tengan como problema el ingreso de agua a sus hogares, problemas de salud urgentes que requieran la inmediata intervención, entre otros, podrán solicitar ayuda y asistencia a los siguientes números: Municipalidad: 492386; Yamila Falchini 3735474077; Roberto Colman 3735521162; Alicia Rojas 3735533764; Sergio Viera 3735612009; Analía Zaiser 3735610321; Lito Sánchez 3735485500; y Luciana Mercado Nicoloff 3794804717.

En Chorotis, las precipitaciones también superaron los más de 200 milímetros de agua caída. “El municipio se encuentra trabajando contrarreloj en solucionar esta situación de emergencia hídrica”, aseguraron desde la Comuna tras verificar que más del 50 por ciento de las familias estaban con agua en sus casas.

 

 

 

 

Por: Norma Esquivel de Soto/Corresponsalía

EDICIÓN IMPRESA