04/05/2018 EL PAÍS

Más ajuste como respuesta a la devaluación

Tras el salto del dólar, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, anunció una revisión de la meta de déficit fiscal (de 3,2 a 2,7 por ciento) que se traducirá en más ajuste en el gasto público. Admitió que, por ejemplo, se recortará en 30 mil millones de pesos la inversión en obra pública. Ratificó en cambio la ya lejana meta de inflación del 15 por ciento.

img

Casi en simultáneo al anuncio del Banco Central de una nueva suba de su tasa de interés, el ministro de Hacienda, confirmó que la respuesta desde el Ejecutivo a la devaluación será profundizar el ajuste.

Dujvne anunció que se reducirá la meta de déficit fiscal de 3,2 por ciento proyectado para este año al 2,7 por ciento, y el déficit primario bajará de 3,8 a 2,7 por ciento. En una conferencia de Prensa en el Palacio de Hacienda, admitió que eso implica por ejemplo recortar en casi 30.000 millones de pesos en gasto en obras de infraestructura.

Ayer el dólar minorista cerró en 23,30 pesos, con una suba del 8,3 por ciento, mientras el mayorista finalizó en 23 pesos, subiendo 1 peso y 80 centavos. Esa disparada se dio a pesar de que el Banco Central vendió reservas y subió 3 puntos la tasa de interés de referencia, hasta 33,25 por ciento. 

Más ajuste como respuesta a la devaluación

Tras el salto del dólar, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, anunció una revisión de la meta de déficit fiscal (de 3,2 a 2,7 por ciento) que se traducirá en más ajuste en el gasto público. Admitió que, por ejemplo, se recortará en 30 mil millones de pesos la inversión en obra pública. Ratificó en cambio la ya lejana meta de inflación del 15 por ciento.

Casi en simultáneo al anuncio del Banco Central de una nueva suba de su tasa de interés, el ministro de Hacienda, confirmó que la respuesta desde el Ejecutivo a la devaluación será profundizar el ajuste.

Dujvne anunció que se reducirá la meta de déficit fiscal de 3,2 por ciento proyectado para este año al 2,7 por ciento, y el déficit primario bajará de 3,8 a 2,7 por ciento. En una conferencia de Prensa en el Palacio de Hacienda, admitió que eso implica por ejemplo recortar en casi 30.000 millones de pesos en gasto en obras de infraestructura.

Ayer el dólar minorista cerró en 23,30 pesos, con una suba del 8,3 por ciento, mientras el mayorista finalizó en 23 pesos, subiendo 1 peso y 80 centavos. Esa disparada se dio a pesar de que el Banco Central vendió reservas y subió 3 puntos la tasa de interés de referencia, hasta 33,25 por ciento. 

 

EDICIÓN IMPRESA