29/06/2018 DERECHOS HUMANOS

Marta Dillon: “Los femicidios son el brazo armado del patriarcado”

La periodista y activista LGTBIQ Marta Dillon estuvo en Resistencia y elDIARIO de la Región dialogó con ella sobre las movilizaciones de Ni Una Menos, femicidios y transfemicidios.

img

 

“Desde la primera marcha de Ni Una Menos, cambió muchísimo. Lo que estamos viendo ahora: la demanda por el derecho al aborto en voz de las adolescentes es un cambio enorme”, señaló la periodista, militante derechos humanos y activista del colectivo LGTBIQ+.

“Hay violencias que estaban naturalizadas y que ya no se toleran más y hay una liberación de potencias feministas y un deseo de estar en el feminismo que es algo totalmente distinto a lo que existía tres años atrás”, indicó.

 

EL CONTRATO

HETEROSEXUAL

 

Ante la consulta de si los femicidios son maniobras disciplinadoras para las mujeres, afirmó: “No son maniobras, son hechos de una crueldad máxima porque disciplinan a todas, como es el caso de la violencia sexual. Los femicidios son el brazo armado del patriarcado”.

“A la violencia hacia las mujeres hay que pensarla en términos de abstracción, ya que yo no hablo del deseo heterosexual ni del amor heterosexual ni de las relaciones heterosexuales, hablo de un formato de pareja y de familia que está pensado, sostenido y justificado como si fuera una célula de control sobre las mujeres y sobre los niños y las niñas”, afirmó.

“Este formato pone a los varones también en un lugar que es incómodo, donde ellos tienen que ser disciplinadores de que esa familia siga sosteniendo el contrato heterosexual que tiene a las mujeres adentro de la casa haciendo tareas de cuidado no remuneradas y a los hombres en la vida pública y donde se supone que son sexualmente activos. Es decir, todo lo que sabemos del patriarcado sucede en la pareja como si fuera un laboratorio”, explicó.

 

CIS Y TRANS

 

La periodista indicó que existe odio hacia las mujeres pero con diferencias entre las cis (biológicamente asignadas como tales) y las mujeres trans, “aunque considero que más que odio a las mujeres es querer moldearlas dentro de esquemas conservadores y patriarcales”, dijo. En relación al odio a la identidad de género, subrayó que en esas situaciones “suceden otras cosas que tienen que ver con terrores de las masculinidades en el hecho de ver en cuerpos biológicamente construidos en la femineidad y que eso también interpela su propia femineidad, entonces genera un rechazo, porque la masculinidad les pide que rechacen todo lo de femenino que hay en ellos”.

 

“EL DESEO” QUE

MUEVE EL GRITO

POR EL ABORTO LEGAL

 

Este medio también consultó a Dillon sobre su análisis del fenómeno que se da en las calles a partir del debate por el aborto legal, seguro y gratuito. “Lo que está en la calle es una puesta en acto del deseo y de éste en relación a la sexualidad. Es decir, que la sexualidad no sea penada ni que sea un sistema de culpa y castigo y también un deseo libertario que tiene que ver con recuperar autonomía sobre nuestros cuerpos y sobre todo el goce de estar en una lucha donde nos sentimos narradas unas en las otras”, puntualizó.

 

LA JORNADA

La Casa por la Memoria fue sede de la Jornada de Sensibilización y Concienciación “El Orgullo es nuestrx” con disertaciones sobre la temática, una feria y la participación de Martha Dillon, Violeta Alegre y el escritor Juan Solá.

La incitativa surgió para promover el debate en la sociedad y la aplicación de los DD, HH, en la problemática de los travesticidios y crímenes de odio.

Pasadas las 14, dio inició el primer panel, a cargo del abogado Gonzalo Bordón Pablo, de Misiones, que desarrolló los aspectos jurídicos y sociales del GLTBIQ+, como la ley de matrimonio igualitario, la ley de identidad de género, de reproducción asistida. “Todas cuestiones que se ganaron a partir de la lucha por derechos que hasta ese momentos eran inexistentes”, precisó el abogado.

“Venimos trabajando la cuestión de la diversidad desde el campo normativo, Argentina está a la vanguardia en materia de derechos, el problema es cuando esos lineamientos no se corresponden con el ejercicio concreto”, añadió.

Hernán Vidales, psicoanalista de la Red de Misiones de Salud, detalló los pormenores de su militancia en el movimiento  GLTBIQ+, así como con personas con VIH. Remarcó que “la identidad de género es autopercibida por cada cual, y no necesita de la intervención de un juez o un psicoanalista” y la necesidad de “deshabilitar las lógicas binarias inculcadas por el patriarcado y su heteronormatividad”.

EDICIÓN IMPRESA