18/03/2018 DERECHOS HUMANOS
ESCRACHE EN SU DOMICILIO

“Manader, ¿sabes dónde está Etchecolatz ahora?”

En palabras del expreso político y militante de derechos humanos, Carlos “Ratón” Aranda, esta fue una advertencia de las organizaciones militantes de la temática en Chaco. Pidieron, a través de los ya conocidos escraches, a la Justicia que se le revoque la prisión domiciliaria al integrante de la Policía provincial condenado como represor en la última dictadura militar.

img “Su lugar es la cárcel común y ese es el pedido porque es un genocida violador”, dijo Paola Quintana de HIJOS Chaco durante el escrache.

Ayer por la tarde, se realizó un escrache en el domicilio donde cumple prisión domiciliaria el genocida Gabino Manader. En la puerta de la casa ubicada por la calle Coronel Falcón, el exdetenido Carlos “Ratón” Aranda interpeló en el micrófono al exintegrante de la Policía de Chaco durante la última dictadura militar argentina y responsable de una gran cantidad de detenciones clandestinas, torturas y violaciones. “Manader, ¿sabes dónde está Etchecolatz ahora?”, dijo Aranda, refiriéndose a la revocación de la domiciliaria del represor Miguel Etchecolatz y remató: “Manader: la U7 es tu lugar”.

En el mismo momento en que se hacía el escrache en Resistencia, el policía condenado era alojado nuevamente en el penal de Ezeiza, luego de pasar dos meses de prisión domiciliaria en su casa ubicada en el bosque Peralta Ramos de Mar del Plata, desde donde fue trasladado con una fuerte custodia por parte del Servicio Penitenciario Federal.

El grupo HIJOS Chaco junto a otras organizaciones sociales, de mujeres y partidos marcharon desde las avenidas 25 de Mayo y Ávalos hasta Coronel Falcón 289, domicilio del exrepresor. La recorrida, como es una característica de la agrupación, estuvo marcada por intervenciones callejeras: esténciles, afiches e incluso señalizaciones que advertían sobre la “cercanía de un asesino”. También hubo un renovado pedido de Justicia para la mujeres detenidas que sufrieron además de torturas violaciones en prisión.

elDIARIO de la Región habló con Paola Quintana de HIJOS Chaco, hija del perseguido político “Chachi” Quintana, sobre cuál es el pedido que motivó este escrache. Expresó que solicitan de forma urgente la cárcel común para Manader porque ya fue condenado a 25 años en la causa Caballero I y ahora “está gozando de un beneficio por una maniobra injusta que han hecho los mismos policías del Servicio Penitenciario Federal al cual le dieron artículo los jueces”. Agregó que el Tribunal, que es el mismo que lo está juzgando ahora en la causa Caballero II, consideró esa perspectiva superior a la del cuerpo médico forense “que dijo que no afectaría que él esté en la cárcel común”.

“Su lugar es la cárcel común y ese es el pedido porque es un genocida violador”, subrayó y dijo que además piden a la Justicia que “saque una condena ejemplar, una continuidad” porque este segundo juicio también se lo está juzgando como partícipe de una violación. “Los genocidas no son presos comunes, son imputados y condenados por delitos de lesa humanidad”, manifestó y añadió que la revocación de Etchecolatz puede sentar precedente. “Si Etchcolatz volvió, esperamos que sea un ejemplo para que le revoquen a Manader”.

 

 

 

 

EDICIÓN IMPRESA