11/05/2018 EL PAÍS

Macri pidió a gobernadores que no critiquen el acuerdo con el Fondo

El presidente se reunió con un grupo de mandatarios del PJ. Si bien no demandó un apoyo explícito, sí les instó a no criticar el entendimiento con el FMI. A cambio, no prometió ni obras ni recursos pero sí “mantenerse al margen” con aquellos que buscarán su reelección. El miércoles, Peppo había dicho que volver al Fondo es “regresar a años de los que nos costaron salir”.

img

El presidente, Mauricio Macri, encaró ayer en la Casa Rosada un "operativo contención" para conseguir que algunos gobernadores peronistas apoyen o al menos no critiquen el retorno al polémico organismo internacional de crédito.

El jefe de Estado recibió en su despacho a los mandatarios provinciales de Córdoba, Juan Schiaretti; Juan Manzur, de Tucumán; Gustavo Bordet, de Entre Ríos, y Domingo Peppo, de Chaco. Participaron del encuentro, que se extendió durante una hora y media, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Luego, se sumaron Hugo Passalacqua, de Misiones, y Gerardo Zamora, de Santiago del Estero, pero lo hicieron por separado. El primero fue recibido por el presidente, detalle que según voceros oficialistas significa lo aceitado del vínculo entre Macri y el mandatario provincial. Zamora, por su parte, se encontró a solas con Frigerio.

En la Casa Rosada, calificaron como "muy positiva" la reunión. Sin embargo, no hubo declaraciones de los visitantes, que se fueron evitando a la prensa. "Fue una reunión que pidió el presidente. Vamos a tener más la semana próxima. El mandatario explicó el momento económico y político de la Argentina, y recibimos un compromiso muy firme de apoyo, y el convencimiento de que estamos todos en el mismo barco", aseguró Frigerio ya entrada la tarde, ante los periodistas acreditados en la Casa Rosada.

Según se supo, Macri pidió apoyo o silencio respecto del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no les hizo ninguna oferta de impacto económico o financiero ni más obra pública, pero sí les prometió "no entorpecer" las aspiraciones reeleccionarias de aquellos que aspiran y pueden seguir en su cargo en 2019.

El miércoles, Peppo había declarado que “tener que volver al Fondo Monetario es volver nuevamente a años difíciles de los que pudimos salir”. Y añadió: “Hay que valorar el hecho de que tuvimos un presidente que fue Néstor Kirchner, que nos sacó del Fondo Monetario y permitió que podamos llevar adelante, en nuestra plena soberanía política y económica, nuestras propias políticas; y fueron épocas de crecimiento en nuestro país”.

Esta búsqueda del aval de las provincias sucede en momentos en el que Cambiemos vive otra derrota política por la ley que logró aprobar la oposición en Diputados para retrotraer el aumento de las tarifas de los servicios públicos.

Sin embargo, por ahora el Gobierno no pudo conseguir un respaldo explícito al regreso al FMI: los gobernadores se retiraron curiosamente de la Rosada sin hacer declaraciones, pese a que la prensa los abordó antes de que abandonaran el lugar.

En el Gobierno destacaron que todos los gobernadores que se hicieron presentes en la cumbre van por la reelección -salvo Passalacqua, que no puede- y necesitan salir al mercado internacional a emitir deuda. En la Casa Rosada reconocen que es "casi imposible" ganarles, por lo que la promesa de no entorpecer desde Balcarce 50 las elecciones provinciales, que irán separadas de las nacionales, es uno de los argumentos más sólidos del Ejecutivo para avanzar en las negociaciones. (Fuente: Política Argentina)

EDICIÓN IMPRESA