10/05/2018 EL MUNDO

Lula Da Silva ratificó que seguirá como candidato presidencial

El exmandatario y referente del PT brasilero envió una carta en la que se hizo pública la voluntad de permanecer en la carrera presidencial para este año. "Si yo aceptara la idea de no ser candidato, estaría asumiendo que cometí un delito y no cometí ninguno", dijo el detenido político.

img

El exmandatario Inácio Lula da Silva manifestó a través de una carta su intención de permanecer como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) para las elecciones presidenciales de Brasil, que se llevarán a cabo en octubre de este año.

En la misiva enviada ayer por el expresidente a Gleissi Hoffman, senadora y presidenta nacional del PT, exclamó su deseo de seguir en la contienda electoral, definiéndose como "candidatísimo", pese a estar encarcelado por una condena que denuncian como persecución judicial. "Si yo aceptara la idea de no ser candidato, estaría asumiendo que cometí un delito, y no cometí ninguno", puntualizó el candidato.

Lula da Silva precisó que espera que la justicia brasileña demuestre su inocencia o cese las mentiras en su contra que le llevaron a una condena de 12 años y un mes de prisión. El partido sostiene que la sentencia otorgada al exmandatario representa una farsa judicial para excluir su candidatura del proceso electoral.

El texto hace hincapié en las presiones a las cuales ha sido sometido para que abandone la carrera por la presidencia de Brasil. El exmandatario brasileño sostuvo que quieren canjear su libertad por el abandono a la postulación, publicó la agencia Telesur.

El expresidente sostiene que aceptar esta propuesta sería legitimar un delito que no cometió y reconocer el derrocamiento de la presidenta constitucional Dilma Rouseff en 2016.

Han transcurrido 33 días desde que el 7 de abril el exmandatario fue encarcelado en la sede de la Policía Federal (FP) en Curitiba, sentenciado por supuestos delitos de corrupción y lavado de dinero. La defensa de Lula asegura que no hay pruebas que lo incriminen y exigen su libertad.

EDICIÓN IMPRESA