23/12/2017 DERECHOS HUMANOS

La segunda es la vencida: cinco años de prisión efectiva para Sebastiani

El empresario fue encontrado penalmente responsable de privación ilegítima de libertad agravada por violencia de género y amenazas con armas entre otros delitos, contra su expareja Eliana Tapia. Sebastiani no asistió a la lectura de la sentencia por lo que el tribunal lo declaró en rebeldía y dispuso su detención inmediata.

img

“Lo imposible sólo tarda un poco más”, dicen las Abuelas, las Madres de Plaza de Mayo  y también HIJOS respecto de su incansable lucha por dar con sus seres queridos arrebatados por el terrorismo de Estado, y lograr el juicio y castigo a los genocidas. La frase también puede aplicarse a la lucha que encaran mujeres como Eliana Tapia y las organizaciones de género que vienen bregando desde hace un buen tiempo por Justicia para las víctimas de la violencia patriarcal.

Esa Justicia que parece “imposible pero que sólo tarda un poco más”, condenó en la mañana de ayer a cinco años de prisión efectiva al empresario Raúl Sebastiani, por el ataque y amenazas a su expareja Eliana Tapia. Culminó así una historia que comenzó hace dos años, cuando ocurrieron los hechos, y que pasó por una sentencia fallida de tres años en suspenso de por medio, la cual que motivó el apartamiento de la jueza original y la conformación de este nuevo tribunal que integraron los magistrados Víctor del Río, Ernesto Azcona y Gloria Zalazar.

El episodio de violencia que originó este juicio ocurrió en el 25 de agosto de 2015 al mediodía, cuando Eliana Tapia sorprendió a Sebastiani con otra mujer en el departamento del imputado. Sobrevino una escena de reproches, una discusión, y luego un ataque por parte de Sebastiani, con una paliza feroz y gravísimos abusos.

Sebastiani, de 52 años, divorciado con cuatro hijos, gerente comercial de Sebastiani Automotores,  no asistió a la lectura de la sentencia, por lo cual el tribunal lo declaró en rebeldía y ordeno su detención inmediata. Si lo hizo Eliana  junto con familiares y varias mujeres integrantes de diversas agrupaciones de género, que acompañaron dentro de la sala de audiencias y también en la vereda de la Cámara:  “El patriarcado se va a caer,  se va a caer”, festejaron al conocer la condena efectiva.

ELIANA

“Esto es lo que esperábamos un año atrás, estoy muy agradecida por la sentencia antes de la feria. Me hubiese gustado que se resuelva antes, es muy difícil lidiar con la lentitud de la Justicia en estos casos”, señaló una emocionada Eliana Tapia, tenaz impulsora del proceso, junto con organizaciones de género.

En ese sentido, cabe recordar que el 13 de febrero, la jueza Lidia Lezcano de Urturi condenó a tres años de prisión en suspenso al empresario automotor por la brutal golpiza, lo que implicó no cumpliera la pena en prisión y generó el repudio de la familia Tapia y de organizaciones sociales como Ni Una Menos, desde donde destacaron que “la Justicia, que debía ocuparse de la sobreviviente, se pone otra vez del lado del machismo que mata a las mujeres".

En los primeros días de septiembre los ministros Rolando Toledo y Emilia Valle de Superior Tribunal de Justicia  declararon nula la polémica condena y dispusieron apartar del caso a la jueza Lidia Lezcano de Urturi y convocar a un nuevo tribunal para una nueva sentencia en la cual dirimir no ya la inocencia de Sebastiani, sino la cuantía de la pena con la que debía ser condenado.  Sobre la ausencia de Sebastiani,  Eliana afirmó: “No me sorprende que no haya asistido a la sentencia, es un rasgo muy propio de él”.  La madre de la joven, destacó la importancia del empuje solidario para lograr una condena efectiva y, asimismo, la necesidad de “no mirar para otro lado cuando ocurren hechos como este”. El abogado querellante, Roberto Sotelo, sostuvo: “No esperábamos menos de este tribunal, la condena viene a confirmar lo que vinimos sosteniendo en todo este tiempo, Eliana nunca tuvo un sentido de venganza sino de búsqueda de Justicia”.

 “El detalle exhaustivo que se ha fijado sobre el hecho, en el anterior juicio, es demostrativo de una suma de acciones sumamente violentas tendientes a poner en riesgo cierto la vida de Tapia y haciendo realmente potenciales las amenazas de las cuales era objeto”, precisaron los jueces en los fundamentos del fallo, al que tuvo acceso elDIARIO de la Región. A continuación, algunos de los pasajes más consistentes de la sentencia de este caso emblemático del empoderamiento de la mujer y la lucha contra la Justicia patriarcal.

EL FALLO

En la sección de los fundamentos del fallo se da por acreditado que ese 25 de agosto en el departamento de Paraguay 545 Sebastiani “retuvo contra su voluntad a quien fuera su pareja Eliana Tapia, privándola de su libertad mediante el uso de violencia sometiendola a castigos corporales en presencia de Vanesa Garrido, (...) golpeándola a Tapia en todas partes del cuerpo, luego la toma de cuello asfixiandola contra la pared, luego la acostó en la cama a golpes mientras le decía te voy a matar, esto querías vos, sos una quilombera, negra de mierda, villera (...) mientras la amenazaba haciendo uso de arma de fuego”. 

En virtud de ello es que se condenó por “privación ilegítima de la libertad agravada por ser cometida con violencia, lesiones leves agravadas por ensañamiento y mediar violencia contra el género y amenazas con armas”. En el fallo los magistrados consignaron el “daño psicológico que ha quedado en Eliana producto de esta acción” y el haber estado sometida “a un hombre posesivo, agresivo y controlador”. Asimismo, describen que la relación del imputado con su víctima se caracterizó por una desigualdad de poder, encontrándose ella en un estado de sumisión y de intimidación respecto del señor Sebastiani”. Es de esperar que a partir de esta condena y luego del camino de empoderamiento y sororidad trazado por Eliana Tapia junto con el colectivo de género esa situación comience a revertirse, si es que no es ese el caso ya. 

Galeria

EDICIÓN IMPRESA