27/10/2017 EL PAÍS
ADUJERON MOTIVOS DE SALUD

La defensa de De Vido pidió su traslado a la cárcel de Marcos Paz

El exministro de Planificación Federal Julio De Vido permanece en el Hospital Penitenciario Central (HPC) a la espera de los resultados definitivos de los informes médicos. Luego de eso, se definirá si queda alojado en ese mismo lugar, si pasa a un pabellón especial de la misma cárcel de Ezeiza o si lo trasladan al penal de Marcos Paz.

img

La defensa de De Vido adelantó que pedirá que sea llevado a Marcos Paz, donde contaría con mejores condiciones ante su condición de insulinodependiente. Los abogados afirmaron que en Ezeiza, donde permanece solo en una habitación, no le permiten autoadministrarse la insulina ni puede realizar las caminatas que necesita por su condición médica. Además, afirmaron que por su enfermedad el exfuncionario tiene horarios de comida preestablecidos, que no son respetados en donde se encuentra alojado.

Ayer por la mañana, el abogado Maximiliano Rusconi contó que su cliente "llevó insulina para diez días" y admitió que se encuentra deprimido porque "es víctima de un conjunto de decisiones alejadas del Estado de derecho".

De Vido quedó detenido el miércoles, luego de que la Cámara de Diputados aprobara su desafuero. El exfuncionario se presentó en los tribunales de Comodoro Py para evitar el espectáculo mediático que intentó montar el Gobierno con la detención en su domicilio, publicó el diario Página /12.

Ayer, prosiguieron los estudios destinados a establecer con precisión el estado general de salud de De Vido. Una vez concluido el informe médico definitivo, se resolvería hoy dónde cumplirá la prisión preventiva dispuesta en la causa por supuestos sobreprecios en la importación de gas natural licuado (GNL), a cargo del juez federal Claudio Bonadio, y también en la causa por presunta malversación de fondos en obras de remodelación en la mina de Río Turbio, que lleva adelante el juez Luis Rodríguez.

 

EDICIÓN IMPRESA