23/08/2018 INFORMACIÓN GENERAL

La Conadu inició en Chaco la convocatoria a la marcha federal

La semana próxima llegará al Ministerio de Educación nacional el reclamo federal por el ajuste en las universidades públicas.

img Desde la Conadu aseguraron que el recorte a la educación pública es más alta que la hecha en 2001. María Romero / elDIARIO

Ayer, la Conadu Histórica abrió una gira federal en Resistencia en el marco de la convocatoria nacional a la marcha de docentes de las universidades públicas que se dará en Capital Federal el 30.

En conferencia de prensa, Luis Tiscornia, secretario general de la Conadu, junto a referentes locales como Maximiliano Román de la Adiunne y Liz García, vicepresidenta de la Federación Universitaria del Nordeste, anunciaron las próximas actividades a nivel local y nacional. También acompañaron representantes de otros sectores sindicales como Codiunne y ATE Chaco.

Por la tarde, hubo una nueva clase pública en el campus de Humanidades de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y mañana habrá una jornada artística con el mismo mensaje de apoyo a las universidades en la plaza Vera de Corrientes. Mientras, la región se prepara para acompañar, tanto docentes como alumnado y personal administrativo, la marcha federal hacia al Ministerio de Educación de la Nación.

elDIARIO de la Región estuvo presente en la conferencia de prensa y en la clase pública de ayer. Tiscornia advirtió que son más de 250.000 docentes que se ven afectados por este ajuste a la educación superior. “No hay solución, y las propuestas son muy injustas”, dijo el secretario general.       

Con respecto al reclamo salarial, expuso que la situación se encuentra en medio de una inflación que supera el 30 % según datos oficiales y con respuesta de la cartera educativa que apenas supera el 10 %, cuando lo justo sería que al menos se equiparara ambas variables, “es inaceptable”, expresó.

Pero, además, afirmó que el ajuste a las universidades va más allá del reclamo salarial, obliga a defender la educación pública y afecta más a las instituciones del interior, donde hay universidades que “no pueden pagar el servicio”. Afirmó que el recorte supera ampliamente al que hizo De la Rúa en 2001.

Tiscornia acusó al gobierno de Cambiemos de ver a la educación superior como “un posible negocio” y dijo que sin investigación, ciencia y educación sería un país “condenado al subdesarrollo”.

 

LA SITUACIÓN

LOCAL

García, por parte del estudiantado, agregó que la crisis también se siente en los ingresos a las facultades “con más sillas vacías”. Además de la falta de recursos para el mantenimiento de los edificios: “se nos caen los techos”, dijo, subrayó el recorte en las becas PROGRESAR y que el resto de las becas directamente desaparecieron.        

Román, desde Adiunne, comentó que en la UNNE la medida de fuerza es variable pero cada día se suman más. Mientras que Humanidades el acatamiento es casi total, en otras facultes como Ciencias Exactas el sector docente “tiene mucho miedo” por amenazas de descuento. El referente sindical también aseguró que se presentó una nota formal al Rectorado de la UNNE para que se pronuncie al respecto. 

Durante la clase pública, la profesora de filosofía de la facultad de Humanidades e investigadora Mariela Fogar dijo que a esa facultad acuden los jóvenes más pobres de toda la universidad y sin embargo muchos de ellos no comprenden que la educación pública y gratuita es un derecho que significó el costo de muchas vidas. “Ha ganado la derecha en el claustro estudiantil, por eso es necesario construir la unidad del campo popular, estamos así porque peleamos separados”, indicó en su alocución.

 

 

EDICIÓN IMPRESA