06/12/2017 EL PAÍS

Juraron los 126 diputados elegidos en octubre

En una sesión que duró más de tres horas, hubo entre los juramentos “pases de factura” desde lado oficialista como opositor. La diputada electa Elisa Carrió fue la última en jurar por llegar tarde.

img

En una sesión preparatoria que se extendió por casi tres horas, prestaron juramento este miércoles 126 diputados que resultaron electos el pasado 22 de octubre y asumirán formalmente en sus cargos el próximo domingo 10 de diciembre.

La sesión se inició a las 11.30, con la presencia de 228 diputados, y la convocatoria a la santiagueña Mirta Pastoriza para presidir, en su condición de legisladora de más edad.

Tras anunciarse la existencia de una impugnación hacia el diputado nacional electo por la provincia de Salta Sergio Napoleón Leavy, que se procedió a remitir a la Comisión de Asuntos Constitucionales, se dio inicio a las juras.

Los primeros en jurar fueron, por la provincia de Buenos Aires, Nicolás del Caño, Romina del Plá y Hernán Berisso, este último del Pro. Los primeros, de la izquierda, no se limitaron al simple “sí juro”, sino que realizaron extensos juramentos en los que recordaron a los trabajadores, docentes, jubilados, entre otras cosas. “Verdad y justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel”, dijo el excandidato presidencial del FIT.

Juntos les tocó a jurar a los exgobernadores bonaerenses Daniel Scioli y Felipe Solá, quienes se dieron un fuerte abrazo.

En otro pasaje, el diputado electo Horacio Pietragalla dio también la nota al jurar “por Liliana, Chacho, los 30 mil desaparecidos y los organismos de derechos humanos que no son ningún curro”, en tanto que Hugo Yasky sumó a su juramento a “los mártires de la clase trabajadora” y “libertad de Milagro Sala”.

También hubo juramentos especiales desde el Pro, como el del salteño Martín Grande, que juró “porque los delincuentes nunca más gobiernen nuestro país”. La exjueza santafesina Alejandra Rodenas, juró “por la plena vigencia del Estado de derecho y una patria justa, libre y soberana”, y tras ella, a su lado, el radical Gonzalo del Cerro lo hizo “por la Constitución nacional en todos sus términos”.

En el estrado juró la santafesina Josefina González, quien se recupera de un grave accidente automovilístico que sufrió justo antes del lanzamiento de campaña de cara a las PASO. Ayudada por una silla de ruedas, la legisladora se puso de pie para jurar y recordó a su familia y sus padres, entre otras cosas.

“Carrió”, el cartel con su apellido permaneció en su banca vacía durante un largo tiempo. La socia de Cambiemos llegó al recinto 44 minutos después de iniciada la sesión, cuando ya había pasado el turno de los diputados electos por la Ciudad de Buenos Aires. Por eso, la líder de la Coalición Cívica fue la última en jurar. Aunque lo hizo solamente por la Constitución, agregó: “Con la ayuda de Dios, sí juro”; y así a las 13.05 se dio por terminada la serie de juramentos.

Aunque se presentó en el Congreso, quien no pudo jurar este miércoles fue Joanna Picetti, la diputada que resultó electa en la Ciudad de Buenos Aires por la lista que encabezó Elisa Carrió. Acusada por maltrato infantil contra sus hijos (aunque sobreseída), fue impugnada por “inhabilidad moral”. Tal como adelantó parlamentario.com, tampoco pudo jurar su reemplazante Jorge Enríquez.

 

Reclamaron la falta de mujeres

entre las autoridades de la Cámara

 

Luego de que la Cámara de Diputados haya votado este miércoles a sus autoridades, el diputados Leonardo Grosso (Peronismo para la Victoria) y su par Victoria Donda (Libres del Sur) lamentaron la falta de representación femenina, tras la salida de la vicepresidenta segunda Patricia Giménez y la elección de cuatro hombres.

“Por supuesto que la vamos a acompañar”, sostuvo Grosso al momento de elegir al último vicepresidente, Martín Llaryora, y continuó: “pero antes tengo que hacer una advertencia que me dicen mis compañeras de bloque. Hace dos semanas en el Congreso hemos votado la paridad. Las mujeres han hecho una rebelión para su sanción”. “En las autoridades que estamos designando en este momento, no hay una sola mujer”, resaltó.

Por su parte, Donda expresó su “preocupación” porque la elección de cuatro varones como autoridades es “la muestra de por qué en este país necesitamos la ley de paridad” y “muestra la sub-representación en la cual todavía la política nos tiene a las mujeres”.

Sin embargo, según supo parlamentario.com, la elección de Luis Petri dentro de la UCR -para ocupar la vicepresidencia segunda- despertó la interna en el bloque, ya que había varias voces femeninas que reclamaban por ese sillón. Finalmente fue elegido el mendocino.

EDICIÓN IMPRESA