19/10/2018 DERECHOS HUMANOS

Jornada de marcha y cultura por el derecho a la Salud Mental

Hoy, Resistencia se suma a la V marcha nacional bajo la consigna “La salud mental está en las calles”. Se trata de una protesta por la correcta aplicación de la ley N° 26657, acompañada de una inclusión, integral de las personas con padecimientos mentales. La concentración es a las 9.30 frente a la Casa de la Memoria. Desde las 16.30, se hará el encuentro “Patas arriba” en la plaza 9 de Julio

img

Hoy, Resistencia se suma a la marcha nacional bajo la consigna “La salud mental está en las calles”. Se trata de una protesta por la correcta aplicación de la ley N° 26657, acompañada de una inclusión, integral de las personas con padecimientos mentales. La concentración es a las 9.30 frente a la Casa de la Memoria. Desde las 16.30, se hará el encuentro “Patas arriba” en la plaza 9 de Julio.  

Buscan también hacer visibles la importancia del trabajo comunitario y la necesidad de financiar proyectos e instituciones que puedan contribuir a la integración.

A las 9.30 es la concentración e inicia con actividades culturales. Luego de la apertura, el grupo local “Namiyac” hará lecturas de textos y seguirá el turno de la música con Anto Ramírez (hip hop), Franco Lavia y Coqui Ortiz. A las 11, arranca la marcha alrededor de la plaza central y el cierre será con la lectura de documento.

PANORAMA CRÍTICO

Las organizaciones convocantes manifestaron que el lema no se modifica con respecto a años anteriores: “Contra el prejuicio, los estigmas y representaciones sociales que asocian los padecimientos mentales con la peligrosidad, contribuyendo a la discriminación”. Sin embargo, agregaron un análisis contextual que recrudece.

“Ante el panorama económico, social y político de nuestro país nos urge tomar posiciones políticas-éticas para la defensa de los derechos que nos están siendo arrebatados por el neoliberalismo nacional e internacional”, indicaron.

“Desde que asumió Mauricio Macri, venimos sufriendo el desmantelamiento de las políticas públicas en general y las del sector de salud en particular. El Gobierno está intentando implementar la falsamente denominada Cobertura Universal de Salud (CUS) junto a la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (AGNET): un sistema impuesto por el Banco Mundial que consiste en recortar y reasignar el presupuesto del sistema de salud pública al sector privado, proveyendo una ‘canasta básica’ de servicios de forma gratuita y dejando por fuera toda una serie de prácticas sanitarias que la población deberá pagar”, continuaron.

En sus fundamentos nacionales, para continuar con esta resistencia social por los derechos básicos de salud, convirtiéndola en un privilegio. “Podrán acceder solamente aquellos que puedan solventarlo, dejando a la mayoría de la población en total desamparo sin posibilidades de cubrir sus necesidades básicas. Este retroceso histórico en materia de políticas públicas implica el avance de las fuerzas del capitalismo salvaje y su lógica corporativa, burocrática y mercantil dejando en evidencia una política estatal represiva vinculada al encierro, al silenciamiento y a la negación de las personas como sujetos de deseos y de derechos, condenándolas a la exclusión y al sufrimiento como único destino”, denunciaron.

 

 

 

EDICIÓN IMPRESA