27/07/2018 INFORMACIÓN GENERAL

Hubo una caída de más de 10 mil puestos de trabajo en construcción

El presidente del Centro Empresas Constructoras del Chaco informó que no se están construyendo viviendas sociales y que toda la obra pública se encuentra paralizada. Además confirmó que hubo una pérdida de más de 10 mil puestos de trabajo en el sector constructor chaqueño. “Son 14.700, lo ha dicho la organización de trabajadores”, señaló

img

Mateo Aleman, presidente del Centro de Empresas Constructoras provincial, habló en radio Libertad sobre la difícil situación que atraviesa el sector constructor. “El déficit habitacional que hay es mucho”, aseguró y agregó que no se están construyendo viviendas del tipo social que son para los sectores más carenciados.

“No tenemos mucho datos reales, no sabemos si quieren derogar o sacar este plan (el Plan de Viviendas financiado por el Fondo Nacional de Viviendas), pero en Resistencia y en el Chaco ha sido así desde que el gobierno asumió”, arremetió Aleman. “No se ha traído una sola vivienda FONAVI en estos tres años”, dijo y explicó que las pocas que se encuentran en construcción son las financiadas y aprobadas por la campaña 2015. “Todavía sigue siendo la pesada herencia”, indicó y agregó que las obras públicas sociales “están absolutamente paralizadas”. Expresó que esta súltimas viviendas que tenían que estar lista en seis u ocho meses “están esperando hace tres años el flujo de dinero que ha mandado Nación a la provincia”.

Aleman también habló de esta cancelación del plan de viviendas para que pase a depender de las provincias: “Es la misma política de desprenderse de las cajas de fondos ligados al bienestar de los sectores desposeídos”, manifestó.

Además confirmó que hubo una pérdida de más de 10 mil puestos de trabajo en el sector constructor chaqueño. “Son 14.700, lo ha dicho la organización de trabajadores”, señaló.  Por último advirtió que no están llegando a los 4 mil empleos actuales y que de esas dos mil responden a obras grandes como el acueducto o gasoducto. Lo que sea de relación social como obras públicas en escuela, instituciones, viviendas, del consumo del sector más vulnerable “están absolutamente paralizados”, declaró.

 

EDICIÓN IMPRESA