03/01/2017 OPINIÓN

¿Hasta Cuándo?

¿Qué más tendría que pasar para que nos pongamos a trabajar en serio sobre la seguridad vial?

img

 ¿Cuándo nuestras autoridades le van a poner la misma energía que le ponen al Dakar, a la seguridad de todos? ¿Cuándo vamos a dejar de derrochar plata en festivales, festivalitos, eventos minúsculos e invertir en educación vial? miles de preguntas por hacer

Y ninguna respuesta concreta.

¿Por qué miran para otro lado los que se postularon para dirigir nuestros destinos? y mejorarlo.

¿Cuántas muertes más tenemos que sufrir y llorar para que se construyan escuelas y pistas para aprender a manejar? No voy a bajar los brazos hasta conseguir por lo menos una respuesta más o menos lógica.

¿Falta de plata  Si hay para la joda y los eventos culturosos. ¿Falta de lugar? hay terrenos por todos lados, el aeropuerto, el acceso al autodromo, etc. ¿Falta de Proyecto? Presentamos dos y hay otros dos más en camino. ¿Falta de ganas? Puede ser. 

Señoras y señores, una escuela y una pista de manejo cuesta infinitamente más barato que cualquier despilfarro de los que nos tienen acostumbrados. Miles de pesos menos de los que se gasta en salud pública a causa de los siniestros viales.

 ¿Qué dato más necesitan para decidirse a empezar? o ¿si no es idea de ustedes no vale? Se las regalo.

 Jorge Cura pago con su vida nuestra negligencia, ¿quién más está en la lista? ¿Quién más tiene que morir para que se pongan a trabajar en serio? ¿El Papa, Macri o alguno de ustedes?

Perdón Jorge por no insistir más y evitar tu siniestro, perdón por no gritar lo suficiente a los funcionarios, a la sociedad toda, a las empresas aseguradoras que miran para otro lado. 

Hasta el cansancio voy a repetir "Sin educación vial, seguirán las muertes”. Basta de folletitos, basta de parches, basta de transversalidad, dejemos de pavear y trabajemos todos juntos para cambiar esta triste realidad.

 

Y si no tengo razón. Por favor explíquenme y dejare de molestar. Muchas Gracias 

Carlos Alabe

Fundación Ciudad Limpia

Padres en la Ruta 

 

EDICIÓN IMPRESA