12/12/2017 INFORMACIÓN GENERAL
LA REFORMA TRIBUTARIA, CON DICTAMEN FAVORABLE DE HACIENDA EN EL SENADO

Gravamen de Ganancias: “Ataca la esencia misma de todo el movimiento solidario”

Referentes del sector cooperativo ratificaron su contundente rechazo a los artículos 23 y 24 del proyecto de reforma tributaria que obligará a cooperativas y mutuales de crédito y seguro al pago de Ganancias. “No se las puede equiparar con las empresas privadas; es el desconocimiento de un principio y un derecho reconocido históricamente”, apuntaron.

img

El proyecto de reforma tributaria de Cambiemos se alzó este martes con el dictamen de mayoría de la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Senado de la Nación. No obstante, desde el movimiento cooperativo volvieron a levantar la voz por la eliminación de los artículos 23 y 24 de la iniciativa del Ejecutivo Nacional, que obliga al pago de Ganancias por sobre la naturaleza de las entidades de las entidades del sector social y solidario. 

En diálogo con elDIARIO de la Región, Roberto Ali, gerente Regional de Credicoop; Maximiliano López, gerente de la Filial Resistencia; Susana Depetris, gerenta Zonal y Rodolfo Acosta, secretario de Educación Cooperativa por la Comisión de Asociados de la banca solidaria, se expresaron al respecto de esta avanzada.

 

“RESPETO A LA

CUALIDAD DEL

MOVIMIENTO”

"Desde el movimiento cooperativo y mutual nacional hay pronunciamientos unánimes de lo que consideramos ataca la esencia misma de todo el movimiento solidario, porque las entidades de la economía social son sin fines de lucro. Por lo tanto, no tienen como objetivo la generación de ganancia sino brindar servicios a sus asociados en los distintos tipos de actividades que conforman el amplio arco de entidades que son fundadoras de la Argentina moderna", subrayó Roberto Alí y marcó así la diferencia "entre quienes plantean un negocio para lucro propio y quien planea resolver una necesidad colectiva".

En esa línea, remarcó que la misma Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomienda favorecer el desarrollo de todo el movimiento social, incluyendo a las cooperativas y mutuales como parte fundamental. Por lo que expresó, que desde "nuestro  movimiento cooperativo, nucleado en el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos que está dentro de una de las grandes federaciones del país que es Cooperar; estamos alertando sobre esto porque pensamos que, lejos de fomentar, le genera trabas y fundamentalmente hay una inconsistencia básica con la ley de cooperativas y mutuales donde se define que son entidades sin fines de lucro, de servicio, que realizan aportes impositivos de distinto tipo entre los cuales está el Fondo de Educación Cooperativa y todos los aportes que hacen a las entidades de esta naturaleza”.

Asimismo, recalcó que si bien estos artículos atacan de lleno al cooperativismo y el mutualismo de crédito y entidades de seguro, “sin lugar a duda es una bisectriz, es un cambio en una tendencia histórica y un respeto histórico que ha tenido a lo largo de los años la tradición impositiva y, fundamentalmente gubernamental, de reconocer y respetar esa cualidad que tiene el movimiento”. 

 

“DESCONOCER LA

NATURALEZA JURÍDICA”

Por su parte, Maximiliano López explicó que el proyecto de reforma tributaria “ataca o desconoce la naturaleza jurídica porque pretende equiparar a cooperativas y mutuales con empresas de origen privado que tienen origen y naturaleza diametralmente opuestas. Es desconocer el mecanismo y el funcionamiento, cómo se constituyen, cómo se generan los fondos, a dónde van los excedentes. Porque estas entidades no tienen ganancias, son excedentes que tienen una forma de utilizarse. No son ganancias y esa es la diferencia fundamental. No se las puede equiparar con las empresas privadas". 

"Gravar a las cooperativas y mutuales con el impuesto a las ganancias es el desconocimiento de un principio que se viene aplicando y es un derecho reconocido a este tipo de entidades históricamente. Y es un primer paso. Ahora el intento es gravar a determinadas actividades de cooperativas y mutuales, pero después irán por las otras", aseguró y también planteó que "es un antecedente grave porque parecería no tener límites".  

Susana Depetris abogó a esta idea y a la necesidad de hacer entender que "no pretendemos una exención dentro del impuesto a las ganancias porque en verdad las cooperativas no tenemos ganancias". "Como cooperativas, como movimiento, se fue generando en distintos lugares del país para resolver dificultades de las personas pero luego fueron elementos transformadores en cuanto al desarrollo de las economías sociales. Es fundamental oponernos a esto", acentuó.

 

EL TEMOR AL

INGRESO DE

CAPITALES PRIVADOS       

De fondo, y es un tema que también puso Depetris sobre la mesa, la preocupación pasa porque el avance le signifique al sector cooperativo y mutual el intento de “apertura de las cooperativas a los capitales privados”. "También nos opondríamos porque entendemos que las cooperativas deben seguir siendo gestionadas pura y exclusivamente por sus socios, con una gestión propia y de superación". 

Rodolfo Acosta, tomó esa idea y señaló que "permanentemente hubo tentación por incorporar capitales privados por una concepción que tenemos los argentinos sobre que tienen que venir "los inversores" de afuera, el mesías. Y vienen cuando les conviene y se van con el doble de ganancias. Nos dejan descapitalizados como país, cosa que no hacen las cooperativas. La capacidad de autogestión dentro de los principios cooperativos hace que nosotros aportemos para educar en un modelo solidario", remarcó.

"Los ciudadanos argentinos debemos entender que las cooperativas están para armonizar la economía de cada país", remarcó y cuestionó que se esté "debilitando a las organizaciones que priorizan el beneficio social por sobre el empresarial para darle cabida a los capitales extranjeros". 

Sobre este concepto, López añadió que de avanzar el Estado en ese sentido, "pondría en riesgo uno de los principios del cooperativismo que es la participación democrática e igualitaria. Si ingresan capitales privados se rompe ese principio donde cada socio vale un voto, sin importar el capital que aporte".

Ali habló de tres intentos de hacer ingresar capitales privados a las entidades solidarias, y rescató que "siempre fue una gran oportunidad para todo el movimiento cooperativo y mutual para unirnos. Por otro gran principio cooperativo que tienen que ver con la integración cooperativa”. "Creo que esto refuerza nuestra identidad, nuestra visión ideológica", rescató el dirigente que, ante la preocupación y el alerta puesta en defender principios, valores y derechos del movimiento solidario y social, expresó: “Debemos ganar una batalla, la más importante, que es la cultural. Efectivamente tenemos que retomar parte de nuestras mejores tradiciones. Está también en el ADN argentino esa idea de que a las realidades las podemos resolver juntos y es la idea inicial del cooperativismo”.    

 

 

EDICIÓN IMPRESA