05/11/2017 EL PAÍS

Gran parte del sindicalismo nacional se plantó ante la reforma laboral

El sindicato de Canillitas, de Camioneros, y la CGT se expresaron en contra de la reforma, mientras la CONADU CTERA denunció internacionalmente al gobierno por práctica antisindicales. Mientras que el referente de la UATRE dijo que no se necesita buenos salarios en un claro apoyo a la medida del Ejecutivo.

img

Omar Plaini, secretario general del gremio de canillitas y recientemente reelecto en su cargo, aseguró que la reforma laboral que presentó el gobierno es repudiada por el sector trabajador. "Nosotros rechazamos de plano este anteproyecto de 145 artículos. Esto no tiene nada que ver con lo que se venía hablando. No podemos aceptar esto porque su aprobación cambiaría de fondo la filosofía del derecho laboral", aseguró el integrante del Consejo Directivo de la CGT.

Plaini recordó, durante una entrevista concedida a FM La Patriada, que "el ministro de Trabajo (Jorge Triaca) vino a nuestra casa, a la CGT, se reunió con todos los integrantes del secretariado general y, durante ese día ratificó, una vez más, lo que venían diciendo desde el Ejecutivo. Es decir, que se iba a trabajar sector por sector, sobre todo el tema del blanqueo de muchísimos trabajadores pero, él mismo se encargó de decir que no se va a producir en la Argentina una reforma espejo de lo que sucedió en Brasil".

Sin embargo, la CGT recibió el borrador del proyecto la central obrera se sintió traicionada. "De pronto, después del encuentro del Presidente en el CCK, después del triunfo electoral, este Gobierno pareciera repetir lo mismo que todos los gobiernos, un resultado electoral los invita a hacer todo cuanto le dé la gana e incluso aquellas cosas que no habían sido charladas".

Si bien el canillita reconoce que la central obrera continuará con el diálogo con el gobierno van a insistir con el rechazo a la reforma que sufre tanto la Ley de Contrato de Trabajo como el intento por abrir los Convenios Colectivos de Trabajo. "No cerramos el diálogo porque reconocemos que es un Gobierno que fue legítimamente votado", aseguró

Por su parte, Pablo Moyano, titular del gremio de Camioneros, aseguró que la reforma laboral del Gobierno es la "peor que la de los años noventa y la de Brasil".

"Por parte de esta conducción gremial, de esta confederación (por la CGT), los compañeros trabajadores quédense tranquilos que nos van a tener que cortar la mano para firmar esta ley de reforma para cagar a los trabajadores", aseguró el gremialista.

"Con la excusa de encarcelar dirigentes gremiales, o todos los días atacarnos desde los medios de comunicación, quieren allanar el camino de la reforma laboral, y debilitan a los gremios para atacar a los trabajadores con el verso del costo laboral". Moyano, al igual que la CTA rechazó asistir a la reunión del lunes con el Gobierno.

Héctor Daer, del triunvirato de la CGT, planteó ayer su desacuerdo a la reforma laboral y vaticinó que así como está planteada “no pasa por el Congreso”. El titular del gremio de la Sanidad advirtió además que hay cuestiones que ahora plantea la administración macrista que “nunca se insinuaron” ni siquiera en campaña. En punto que más enfáticamente rechazó es la reformulación de la ley de Contrato de Trabajo, a la que definió como “irritante”.

Durante el encuentro que mantuvieron el viernes con Triaca, la CGT enumeró sus desacuerdos con el proyecto y también se quejaron de las amenazas de detención a gremialistas si no apoyan los cambios. La síntesis que le hicieron al Triaca fue que la reforma que se plantea “los trabajadores pierden derechos”.

En una entrevista por Radio 10, dejó en claro que tal como fue presentada la reforma “no genera consensos con la CGT” y contó que a Triaca le expresaron la necesidad de tener “caminos alternativos”.

 

PRÁCTICAS

ANTISINDICALES

 

El gobierno argentino fue denunciado ante la UNESCO por falta de diálogo y práctica antisindical. Este llamado de atención fue realizado ayer, en el último día de la sesión de la Comisión de Educación de ese organismo internacional, por representantes de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) y Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU).

“Una genuina cultura del diálogo no puede prescindir de la voz de los y las docentes para la elaboración de la política educativa, tanto a nivel nacional como a nivel global. Esa voz, que algunos gobiernos, como el de mi país, desprecian, y procuran desacreditar y silenciar (tal como hemos denunciado ya ante la CIDH) es colectiva y legítimamente representada por los sindicatos”. Con esas palabras pronunciadas durante la 39 Asamblea de la UNESCO en París Yamile Socolovksy, secretaria de Relaciones Internacionales de CONADU y Secretaria de Investigaciones de la CTA de los Trabajadores, hizo referencia a una creciente avanzada contra los gremios en general y contra los sindicatos docentes en particular. “Señalamos que el gobierno argentino está embarcado en políticas de hostigamiento de los sindicatos, una actitud que encara explícitamente desde distintos frente, que tiene relación directa con los intentos de avanzar hacia una reforma laboral en perjuicio de los trabajadores”, indicó Socolovsky.

 

“¿PARA QUÉ QUIERO

UN BUEN SALARIO?”

 

El secretario general de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores, Ramón Ayala, resaltó que "todos tenemos que resignar y dejar algo en el camino", en un claro apoyo al proyecto del Ejecutivo.

En diálogo con Crónica Anunciada, de Fm La Patriada 102.1, el sindicalista aseguró: "Para llegar a un acuerdo con la reforma todos tenemos que resignar y dejar algo en el camino. Tenemos que pensar: ¿para qué quiero un buen salario si no tengo trabajo?".

En este sentido, Ayala aseguró: "Hay que dar el debate por la reforma laboral. Vamos a apoyar lo que sea si es beneficioso para los trabajadores"; y agregó: "Estamos a favor del blanqueo de trabajadores porque es beneficioso para todos, aun cuando condone la deuda de los empresarios". Aunque remarcó: "El principal responsable del trabajo en negro es el empresariado argentino".

Por otro lado, el dirigente de UATRE le deseó "buena suerte a Luis Miguel Etchevehere" y opinó: "Es una persona de bien, muy comprometida con el sector agropecuario y los trabajadores del campo". Además, desestimó las denuncias en contra del actual Ministro de Agroindustria: "Las denuncias en su contra son barbaridades impulsadas por el gobierno anterior".

Por último, Ayala hizo referencia a la gestión de Mauricio Macri: "El Gobierno salió totalmente fortalecido después de las elecciones. Apoyamos esta gestión"; sin embargo cuestionó: "Le pedimos al gobierno que revea las importaciones porque afectan las economías regionales".

 

EDICIÓN IMPRESA