22/11/2017 LA CIUDAD

Formalizaron a trabajadores ladrilleros y entregaron herramientas

El titular del Concejo, Gustavo Martínez, y el del IPDUV, Hugo Acevedo, entregaron credenciales y factureros de monotributo social a unos 10 ladrilleros de la zona Norte. Además, herramientas y elementos de trabajo. Los trabajadores, agradecieron la ayuda en medio de una notable caída de la producción.

img “El trabajo en las ladrillerías mermó, hay muy poco, pero se sigue”, marcaron los trabajadores.

Las acciones buscan garantizar y fortalecer las fuentes de trabajo, herramienta que otorgó el Gobierno provincial a través del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV), que encabeza Hugo Acevedo y que acompañó Gustavo Martínez, presidente del Concejo, en el acto, a fin de promover además la formalización de la profesión.

Contó que desde la Presidencia del Concejo vienen trabajando junto a esos 18 ladrilleros de dos barrios de la zona norte de Resistencia, “para los que hemos conseguido indumentaria de trabajo como ropa de grafa y botas que hacen a la seguridad y condiciones laborales del sector”. Y destacó que “es muy importante que podamos mantener esta actividad y aquellas que tienen esta característica para que esto pueda ayudar a la generación y a mantener los puestos de trabajo que hoy son tan indispensables”, planteó.

Por su parte, Acevedo recordó que “desde el IPDUV venimos realizando un trabajo en conjunto con todos los grupos de ladrilleros ya que desde el organismo incentivamos a que se mantenga esta actividad y sobre todo en estos tiempos colaborar con cada uno de estos trabajadores para que puedan seguir desarrollando su tarea y su actividad”, señaló.

“Hoy hemos entregado la inscripción de lo que es el monotributo social con la correspondiente inscripción a la AFIP lo cual les va a permitir tener los factureros e ir adaptándose a lo que son las reglas de trabajo y para que ellos puedan tener mejor posibilidad de poder comercializar su producto ya que a partir de hoy muchos de ellos van a estar en blanco”, resaltó.

El grupo de trabajadores, mientras tanto, agradeció la ayuda en la voz de Sergio Molina, su representante, “fundamentalmente por el momento que estamos atravesando los ladrilleros donde hay muy poca venta”, expuso.

Precisó que el 90% de la venta actual depende de la compra de personas que encaran obras particulares o bien de corralones e intermediarios. “Lamentablemente la producción se vino muy abajo. Ladrilleros que estaban en una producción de 20 mil unidades y hoy no pueden pasar los 7 mil justamente por el encarecimiento de la viruta, de la leña y otros factores”, explicó.

Por último, Molina dio a conocer la forma de trabajo de su grupo comprendido en 18 ladrilleros. “Cada uno tiene su unidad de trabajo, la mayoría trabaja con la familia porque en este momento no da el mercado como para ir tomando personal y algunas personas del sector busca otros horizontes debido a que el trabajo en las ladrillerías mermó hay muy poco trabajo pero se sigue”, concluyó.

EDICIÓN IMPRESA