09/11/2018 DERECHOS HUMANOS

Femicidios recientes: “Basta de muertes invisibles”

Ayer, se llevó a cabo una marcha multitudinaria para repudiar los femicidios de Yesica Montiel por parte de su pareja en Villa Río Bermejito y de la niña indígena muerta luego de haber tenido un bebé producto de abusos y desnutrición.

img Ambas muertes se registraron esta semana. El término femicidio se encuadra “por la inactividad del Estado para la prevención de la muerte evitable”, dijeron. María Romero / elDIARIO

 

Las organizaciones participantes remarcaron sobre este último caso: “El joven está detenido en Pompeya, y van a decir que se están ocupando, pero no van a llegar los alimentos, ni la salud, ni la ESI, ni los anticonceptivos, ni la ILE”.

Ayer, se realizó una marcha en repudio a la máxima expresión de violencia machista: los femicidios. Se trata del reciente asesinato de una joven de 16 años en Villa Río Bermejito, Yesica Montiel. Además de la muerte luego de dar a luz de la niña de 13 años indígena de El Sazual, que también se enmarcó en un femicidio estatal por un total abandono de persona.

Las agrupaciones sociales y feministas de la provincia se convocaron en la esquina de Julio A. Roca y Alberdi para hacer una vuelta simbólica a la plaza central y leer un documento a modo denuncia en la vereda (vallada) de Casa de Gobierno. Participaron agrupaciones como Mujeres en Lucha, MCC, CCC, 19 de Diciembre, Frente de Géneros de La Poderosa, Evita, PCR, PRML, Comisión de Mujeres Universitarias, Partido Obrero, La Dignidad, Mumalá Chaco, entre otras, además de una de las que impulsó la manifestación, Ni Una Menos Resistencia.

La multitudinaria convocatoria tuvo dos frentes que, de igual manera, se unieron para la lectura del documento y los pedidos públicos de justicia. Con la reiteración de la denuncia de que “el Estado es Responsable”, hicieron hincapié en que la muerte de la niña de El Sauzal es el ejemplo más latente y atroz de esta realidad pero que “no es la única en toda la provincia”.

Las agrupaciones acotaron que el abandono del Estado está explícito ya que según los propios familiares de la nena de 13 años ya tenía antecedentes clínicos en el hospital Bicentenario de Castelli. “(Los familiares) cuestionan que ya no la hayan internado en esa oportunidad”. Por ende, “el comunicado oficial del Ministerio de Salud, miente”, manifestaron.

FRAGMENTO DEL

DOCUMENTO

En un fragmento del extenso comunicado redactado en forma colectiva, aseguraron con la muerte de la niña es producto de este “sistema perverso continuador del genocidio indígena que ya no mata con balas sino con hambre. Donde las mujeres se llevan la peor parte porque la pagamos con nuestro cuerpo”.  “El Estado provincial y nacional busca esconder su abandono y venderles espejitos de colores con proyectos turísticos pero sin ninguna fuente de trabajo, profundizando el drama y disputando sus territorios”, expresaron.

Sobre el mismo caso, indicaron: “El joven está detenido en Pompeya, y van a decir que se están ocupando, pero no van a llegar los alimentos, ni la salud, ni la ESI, ni los anticonceptivos, ni la ILE ni nada. El caso de Agustina se encuadra perfectamente en el término femicidio por la inactividad del Estado para la prevención de la muerte evitable. Porque Agustina desde su hambre y desnutrición hasta su derecho a interrumpir su embarazo, sufrió una cadena de violaciones y la privación del primer derecho humano, el de la vida”.

Señalaron que la última semana de noviembre se movilizarán desde toda la provincia bajo la consigna “Macri, Chaco no acepta tu ajuste, entrega y represión. Peppo, ¿de qué lado estás?”. “Levantarán la bandera por justicia para los pueblos originarias y basta de muertes invisibles”.

 

 

EDICIÓN IMPRESA