21/09/2017 DERECHOS HUMANOS
CORTE DE RUTA EN LAVALLE

Familias fumigadas exigieron justicia el cese en el uso de agrotóxicos

A menos de dos semanas de conocerse la muerte por envenenamiento de una niña de 12 años, en otra localidad correntina muy afectada por las fumigaciones, familias campesinas marcharon y cortaron ruta pidiendo que ese “modelo de muerte” termine.

img “Ante la continuidad de las fumigaciones cerca de nuestras casas decidimos decir ¡basta!”, expresaron en su comunicado.

Varias familias campesinas marcharon en Lavalle por la persistencia de las fumigaciones con agrotóxicos en las fincas de esa localidad. A raíz de ello cortaron la ruta N°27 para reclamar “que de una vez por todas dejen de envenenar”.

Ayer las familias s afectadas por las fumigaciones de las tomateras en ese municipio protestaron por los niños y niñas que murieron envenenados por agrotóxicos. “Hace 6 años sufrimos la muerte de Nicolás Arévalo (4 años de edad), y la intoxicación aguda de Celeste Estévez. Hace 5 años volvimos a lamentar la muerte de un niño campesino en la misma localidad, José Carlos Rivero (4 años de edad)”, recordaron desde el Movimiento Campesino Guaraní.

Según resaltaron, el año pasado luego de años de lucha se realizó el primer juicio penal por homicidio donde la causa de la muerte eran los agrotóxicos. A pesar de quedar firme todas las pruebas que demuestran la contaminación de la zona con el insecticida endosulfan, incluida la autopsia que determinó que Nicolás Arévalo murió por intoxicación con ese insecticida, Ricardo Prieto fue declarado inocente por falta de pruebas. También recordaron que el pasado 9 de septiembre en la localidad de Mburucuya fue asesinada Rocío Pared (12 años de edad) e intoxicado Damián Pared (10 años), por ingerir una mandarina contaminada con Furadan. ”En ésta última muerte aún no hay imputados pero todo apunta a que los responsables son los dueños de la finca citrícola, la familia Brest. Uno de ellos ha sido el abogado de Ricardo Prieto en el juicio por Nicola Arévalo. Ahora deberá defender su propia responsabilidad”, señalaron.

“En estos años ante la muerte y contaminación ningún gobierno tomó ninguna medida para cuidar la salud de los niños en un contexto de contaminación probada. El cinismo del poder económico y político de Corrientes llega al extremo tal que Oscar Candussi, procesado por la muerte de José “Killy” Rivero, y que deberá afrontar el juicio oral y público en 2018, es candidato a intendente de Lavalle por la fuerza oficialista”, denunciaron.

“Un modelo de producción basado en el trabajo en negro, infantil y precario. Un modelo de contaminación y muerte. Un modelo llevado adelante por los mismos actores que son parte, juez y contralor. Un modelo del cual las familias campesinas genuinos productores de alimentos sanos demostramos que no es necesario fumigar para producir comida. Por ello y ante la continuidad de las fumigaciones cerca de nuestras casas decidimos decir ¡basta!”, concluyeron. La familias y organizaciones que encabezaron la marcha fueron:  Arévalo, Rivero, Comunidad Guaraní Rincón Ava, Cooperativa Agropecuaria Alma, Cooperativa de Recicladores Killy, Federación Campesina Guaraní de Corrientes, MTE – CTEP y Guardianes del Yvera.

EDICIÓN IMPRESA