31/05/2017 OPINIÓN

En memoria del Cordobazo

Compartimos un documento elaborado por el arquitecto Oscar Alberto Zaffaroni, partícipe en las movilizaciones estudiantiles del 69 en la región.

img

Por: Oscar Alberto Zaffaroni

"El 28 de Junio de 1966 un nuevo golpe de Estado, encabezado por la vieja alianza oligarca militar, derrocaba un Gobierno Constitucional que, con el Peronismo proscripto, había asumido tres años atrás el Presidente Dr. Humberto Illia.

Inspirado en una ferviente derecha católica argentina, con ideólogos  reconocidos como el periodista Mariano Grondona, con la infaltable patronal del campo, con el incondicional apoyo y colaboración activa del imperialismo yanqui, los golpistas declaraban su intención de permanecer 20 años en el poder para cumplir con sus objetivos. El 1ª de mayo de Mayo de 1969 en la ciudad de Resistencia, Pcia. Del Chaco, estudiantes Universitarios de la UNNE, irrumpían en el acto central organizado por la CGT local para fijar sus propias posiciones y su visión de la lucha de los trabajadores y estudiantes frente a la dictadura que ya llevaba tres años de persecuciones y represión, renovando el eterno y obsesivo objetivo de 1955: hacer desaparecer al Peronismo de la vida Política argentina para someter al Pueblo con el repetido modelo liberal del libre mercado con los resultados conocidos de desocupación y exclusión social.

Culminaba en este acto tal vez, una larga preparación de la militancia política estudiantil chaqueña y regional, aprendida al lado del pueblo peronista en su resistencia de años y  de los pueblos del mundo que luchaban por su Liberación Nacional,  incorporándose a partir de allí, a las luchas más comprometidas  y profundas que asumiera la juventud argentina enrolada en un proyecto de Liberación Nacional y Social.

En esa primera semana de Mayo, los estudiantes Universitarios  de las Facultades de la UNNE de Resistencia y Corrientes, estaban en plena lucha contra los planes de convertir a la Universidad Argentina, en un centro de estudio exclusivo para las clases dominantes con un modelo que perseguía la “Departamentalización” de la universidad, para desintegrarla y ponerla al servicio de las empresas multinacionales, privatizando sectores de la enseñanza y la investigación.

Como este proyecto comenzaba a ponerse en marcha en todos los frentes, el Comedor Universitario, ubicado en la Avda. Sarmiento de la ciudad de Resistencia, constituía un centro aglutinador muy importante: reunía dos veces por día a la mayoría de los estudiantes del interior y de otras provincias que estudiaban en Resistencia  y para comenzar la tarea, las autoridades universitarias decidieron la privatización y el aumento de la mensualidad del ticket que hasta ese momento, lo hacía accesible a todos los estamentos sociales de los estudiantes.

EL COMEDOR UNIVERSITARIO

Asambleas por facultades y en el propio  Comedor, desembocaron  el 9 de mayo de 1969 en la primera gran asamblea general  en la entonces FIVP, Facultad de Ingeniería Vivienda y Planeamiento,( hoy desdobladas en Facultad de Arquitectura  y Facultad de Ingeniería), que desde el Taller “C” de Arquitectura se trasladó al Aula Magna con un extraordinario apoyo y protagonismo de las facultades de Ciencias Económicas y de Humanidades. Se unificó allí una sola consigna: no a la privatización y no al aumento del vale mensual, pero  lo más importante fue la consolidación de la mas grande unidad estudiantil desde la creación de la UNNE, que daría origen a la Coordinadora Estudiantil que condujo toda la lucha de la etapa con el apoyo de los sectores más importantes de las comunidades de Chaco y Corrientes.  A partir de ese momento, el movimiento estudiantil de ambas provincias actuó con una coordinación y unidad que lo transformó rápidamente en protagonista principal de la resistencia a la dictadura del Gral. Onganía en el NEA, logrando importantes adhesiones del sector de Estudiantes Secundarios y valiosos apoyos de vastos sectores sociales. Las intransigentes posiciones políticas  e ideológicas, reaccionarias y antipopulares sostenidas por el poder del entonces Interventor de la UNNE Dr. Carlos Walker y su ideólogo el Secretario Académico Dr. Julio César Leumann llevaron rápidamente  a una polarización de posiciones que sólo hizo aumentar la violencia de la confrontación, traducidas en una permanente persecución y  represión a las manifestaciones de los estudiantes, como fue la pacífica Asamblea General que se realizaba en el Aula Magna de Resistencia el día 13 de Mayo, con la presencia de más de ochocientos estudiantes  de las Facultades locales y delegaciones de Corrientes, donde se discutía un petitorio y pedido de audiencia al Interventor.

En medio de esta asamblea el Secretario Académico J.C. Leumann irrumpió pretendiendo suspender la misma, por lo que fue abucheado y expulsado de la misma. Minutos después se desató sobre los estudiantes la mayor represión  conocida hasta ese momento en nuestra Provincia: después de lanzar más de diez bombas lacrimógenas dentro del Aula Magna y dejar habilitada una sola salida, un doble cordón policíal apaleó indiscriminadamente y a mansalva a los estudiantes sorprendidos y semi ahogados por los gases, en una represión que a partir de ese momento se expandiría por todo el Territorio Nacional.

Este acontecimiento de violencia política, produjo la rápida y total adhesión de los sectores sociales y políticos que hasta ese momento no se habían manifestado y la opinión pública se volcó casi incondicionalmente a favor del movimiento estudiantil, a tal punto que el día 14 de Mayo, el Padre de la Catedral de Resistencia, Uberto Cúberli, abre la misma para la organización de la Olla Popular, en reemplazo del Comedor Universitario copado por la Policía y Servicios de Inteligencia y la Coordinadora Estudiantil encuentra allí, el ámbito de funcionamiento al que concurren naturalmente sectores políticos, gremiales, profesionales, etc. a consensuar acciones de franca defensa frente al avance represor, amenazante y casi desbordado de una dictadura que ya perdía el rumbo de sus objetivos. Mientras tanto las gestiones por conseguir la audiencia con el Interventor dan resultado y se acuerda la misma para el día 15 de Mayo a las 12 00 horas en el Rectorado de Corrientes.

CABRAL Y BELLO,

PRESENTES

Desde temprano se movilizan  los estudiantes de Chaco y Corrientes que acompañan por el centro de Corrientes a los delegados estudiantiles que iban a ser recibidos por el Interventor. Pero los sorprende el Vicerrector Dr. Aguilar cuando los recibe y les comunica que el Interventor no concederá la audiencia porque no está de acuerdo con el “comportamiento” demostrado para llegar hasta Rectorado.

A partir de allí se  profundiza la disconformidad de los estudiantes manifestándose con varios actos relámpagos por distintos lugares del centro de Corrientes, hasta que a las 14.30 aproximadamente, en la plaza Cabral cae muerto por los disparos de la Policía de Corrientes, el estudiante de 4ª año de Medicina Juan José Cabral, oriundo de Paso de los Libres.Esta muerte fue como un mojón en la lucha que ya se daba prácticamente en todo el país. Tres dias después matan al estudiante Adolfo Bello de 22 años  en Rosario, en medio de una movilización general que se produce en casi todas las provincias y el día 22 la Coordinadora de los Estudiantes Integralistas del Chaco, con el apoyo de la mayoría de las Agrupaciones Nacionales y Populares, publican un documento al que titulan  “El Movimiento no termina al renunciar Walter sino en la Liberación Nacional.”  Premonitorio anuncio de lo que vendría en años posteriores.

El día 26 se realiza una histórica Asamblea Popular en el teatro de la Iglesia de Villa del Carmen, de nuestra ciudad entonces a cargo del cura Armengol Moya, donde más de 10 oradores representantes de estudiantes, gremios, partidos políticos, comisiones vecinales, consejos profesionales, etc. unifican posiciones en contra de la dictadura proponiendo distintas salidas a un solo objetivo: terminar con el gobierno de facto y llamado a elecciones libres.

LA VOZ DEL PUEBLO

Mientras tanto, el enfrentamiento con la dictadura de Ongania se extendió no sólo territorialmente a toda la Nación, sino también a  la mayoría de los sectores que le hacían frente, en especial la clase obrera, que demostraba en la Ciudad de Córdoba su mayor capacidad organizativa y de movilización.

Hasta que el día 29 de Mayo de 1969 se produce en la ciudad de Córdoba la mayor movilización popular que recuerde la Historia Argentina, encabezada también por la mas grande unidad obrero-estudiantil conocida hasta entonces con enfrentamientos donde  la policía provincial fue ampliamente superada y las Fuerzas Armadas Argentinas debieron salir una vez más a reprimir al pueblo, en defensa de una clase oligárquica dominante que defendía el clásico modelo de privilegio de las minorías que ostentan el poder desde Caseros en adelante.

Este nueva gesta Popular, tiene sus frutos cuando el Gral. Onganía es desplazado del poder por el Gral. Levinston y este por el Gral. Lanusse quien finalmente debe llamar a  elecciones en las que triunfa la histórica fórmula Cámpora-Solano Lima, como antesala del retorno definitivo del Gral. Perón al poder .Nos parece imprescindible esta memoria histórica como reconocimiento al grado de concientización y movilización que demostraron en aquella etapa los estudiantes Universitarios y Secundarios del NEA,  los Trabajadores, Profesionales, Docentes, Organizaciones Sociales, Iglesias, Partidos Políticos, Asociaciones, Ciudadanos que estuvieron al frente de esa lucha, y que hoy seguramente, continúan militando hasta la definitiva Liberación Nacional y Social de nuestro pueblo".

 

 

 

 

EDICIÓN IMPRESA