13/09/2018 LA PROVINCIA

Embargos al Insssep: “Es la debacle de la obra social”

El Juzgado Civil y Comercial N° 2 embargó a la obra social por 11 millones de pesos, medida que responde al juicio iniciado por los padres de la menor Francesca Molinar para que sea atendida en Estados Unidos. Desde la Asociación Gremial, consideraron a la medida como “demagógica y tomada a la ligera”, por lo que apelarán ante el STJ.

img

Ayer por la mañana, trabajadores del Insssep marcharon hacia el Superior Tribunal de Justicia (STJ) para ratificar su posición ante la sentencia dictada por el Juzgado Civil y Comercial N° 2 de embargar las cuentas de la entidad en un monto aproximado a los 11 millones de pesos.

La medida responde al caso de la pequeña Francesca Molinar, quien estaba a la espera de la acreditación de fondos por parte de Insssep para ser internada e intervenida quirúrgicamente por una delicada cardiopatía en Boston, EE. UU. Al no contar con el dinero, la niña perdió el turno.

A raíz de la sentencia, la secretaria general de la Asociación Gremial del Insssep, Zulema Coria, mantuvo una reunión con la jueza María Saez, integrante de la Cámara N° 2, quien manifestó que se tomó la determinación “conforme a lo que han visto y creen conveniente en un caso puntual”. Coria consideró a la medida como “demagógica y tomada a la ligera”, por lo que apelarán ante el STJ.  

“El problema de fondo no está resuelto porque el Instituto ha apelado al Superior Tribual, que es la instancia donde se dilucidará la cuestión pero el embargo de la cuenta ya está hecho. Por más que el STJ dé lugar a nuestro planteo, la plata no se recupera”, manifestó a elDIARIO de la Región.

“Nosotros venimos a defender nuestra obra social, esta decisión es la debacle del Instituto, es el colapso. Detrás de esto vienen otros afiliados con las mismas necesidades que han ido a la obra social pidiendo ayuda para tratamientos en el exterior y fueron rechazados”, remarcó.

Calificando la sentencia como “una intromisión del Poder Judicial”, los trabajadores llamaron al respeto de la ley N° 4044, por la cual “el Instituto debe brindar servicios dentro del territorio nacional, y que lo ha hecho desde su fundación a través de todas las leyes que rigieron los destinos del Insssep”.

“Para el caso puntual de Francesca, no fue presentado ningún estudio avalado por profesionales y especialistas reconocidos y acreditados que justifique una derivación al exterior ni que respalden las afirmaciones de la profesional de la niña. Desde la Gerencia y Auditoría de la obra social, se realizaron las interconsultas correspondientes y se concluyó que el tratamiento puede realizarse en el país”, afirmaron.

Consultada por el impacto negativo del embargo, Coria aseguró: “Esto significará menos prótesis, menos insumos, pago a destiempo a prestadores y la falta de medicamentos”. “Esto profundiza la crisis, tenemos una casa deficitaria en 2.000 millones desde el año pasado que debería cubrir este tipo de casos, pero no hay dinero”, concluyó.

 

EDICIÓN IMPRESA