23/11/2017 EL PAÍS

El peronismo frenó la reforma laboral y se tratará con el nuevo Congreso

El jefe del bloque del PJ-Frente para la Victoria en el Senado, Miguel Pichetto, puso fin a las especulaciones y anunció que el peronismo no habilitará el debate de la reforma laboral hasta después del 10 de diciembre, es decir, con la nueva composición parlamentaria.

img

El legislador anunció la decisión este jueves en una conferencia de prensa en el Salón Illia junto al titular de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, el pampeano Daniel Lovera. Ese cuerpo deberá volver a conformarse con los nuevos senadores para iniciar el tratamiento del proyecto, bajo la intención del peronismo de escuchar a todos los sectores.

“Hemos decidido postergar este tema hasta la nueva composición del Senado, hasta que la Comisión de Trabajo y Previsión se constituya con las nuevas autoridades, y hasta que la CGT coherentice y unifique en una sola voz (sic) si hay voluntad de avanzar en reformas en materia laboral”, informó Pichetto.

La principal incógnita que se abre es quién manejará la comisión en cuestión, ya que el interbloque Cambiemos, gracias a la buena cosecha electoral, acrecentó su tropa de senadores: tendrá 24, mientras que el PJ-FpV tendría 28 de mantenerse la unidad actual, algo casi imposible por la llegada de la expresidenta Cristina Kirchner.

En la conferencia, Pichetto comentó que tuvo “diálogos informales con los principales dirigentes de la CGT sobre cómo iba el nivel de acuerdo con el Gobierno”, pero resolvió posponer el debate “ante la continuidad de voces diferentes” y “las posiciones que tienen las CGT provinciales, que una a una están haciendo declaraciones en contra de la reforma laboral”, como las de La Pampa, Río Negro y Neuquén.

En esta línea, Pichetto especificó que la decisión del bloque mayoritario se fundó en “la declaración realizada por uno de los integrantes de la comisión directiva de la CGT, el dirigente de Camioneros Pablo Moyano, de no avalar la reforma”.

Por estos motivos, consideró que “ante la falta de cohesión y ante comentarios realmente improcedentes que ponen en duda cualquier debate de cara a la sociedad”, era necesario sacar el pie del acelerador y “patear” el debate sobre la reforma laboral.

“No queremos repetir ninguna experiencia que lesione la imagen ni el prestigio del Senado como ha ocurrido en otras oportunidades, y no queremos que usen al Senado como elemento de choque, de deterioro o de agresión frente a un tema de gran importancia como este”, alertó, en alusión a la “Ley Banelco”.

Junto a Pichetto, Lovera ratificó: “Esta Comisión de Trabajo no va a convocar hasta tanto se conforme con los nuevos integrantes que el pueblo argentino ha elegido como senadores de la Nación”. “Atento a la sensibilidad y las voces disonantes, creemos responsable tratarla con la próxima composición del Senado, con transparencia, respeto y debate, y que todas las voces sean escuchadas”, concluyó.

De la conferencia también participaron los senadores del FpV-PJ José Mayans y Teresa González, ambos de Formosa; Rodolfo Urtubey, de Salta; y Pedro Guastavino, de Entre Ríos. (Fuente: Parlamentario)

EDICIÓN IMPRESA