09/08/2017 LA CIUDAD

El Municipio se prepara ante una alerta por abundantes lluvias

El intendente Jorge Capitanich se reunió con autoridades municipales y provinciales que conforman el Comité de Emergencias Hídricas. Analizaron una serie de acciones ante el alerta meteorológico pronosticado para los próximos días.

img

De la reunión participaron los secretarios Luis Casas (Ambiente), Sebastián Agostini (Planificación), Sebastián Lifton (a cargo de Gobierno), los subsecretarios Hernán Knezovich (Desarrollo Humano e Inclusión Social), Danilo Gualtieri (Mantenimiento y Espacio Público), Maximiliano Tononi (Recursos Hídricos), Carlos Coschiza (Información y Estadística); Jorge Luque (Emergencia y Defensa Civil), Darío Aguirre (Higiene Urbana), Jorge Nuñez y el vicepresidente de la Administración Provincial del Agua (APA) Gustavo D`alesandro. Capitanich explicó que en el caso que las circunstancias los ameriten, y de existir damnificados, se coordinará asistencia con el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia.

LLUVIAS HASTA EL SÁBADO

El intendente detalló que el pronóstico del tiempo prevé que a partir de mañana jueves, en horas de la tarde, comenzaría a llover con un impacto de cerca de 30 milímetros (entre la tarde, noche y madrugada del viernes inclusive), con mejoramientos temporarios. Las precipitaciones se extenderían hasta el sábado lo que implica un total de 60 milímetros aproximadamente. Además se espera un descenso de temperatura, la cual rondaría entre los 7º de mínima y los 22º de máxima. Para el domingo se espera que el tiempo mejore. Ante esto el intendente dispuso que 25 equipos y más de 600 trabajadores estén en alerta.

Capitanich explicó que en los relevamientos realizados se observó que no deberían existir problemas de envergadura ya que “se hizo una gran inversión en colocar ripio en las calles donde transitan las líneas de colectivos, además del mantenimiento de los desagües pluviales a cielo abierto y con el desobtructor en lo que refiere a cañerías subterráneas”.

Detalló además que el contexto acompaña porque el rio Negro está deprimido en su caudal lo mismo que el río Paraná sobre el riacho Barranqueras con una altura de 2,65 metros. “Las compuertas están abiertas y las estaciones están en situación de alerta para el encendido de las siete bombas del municipio”, aseveró.

“Con los equipos vamos a concurrir a la atención de los vecinos que puedan llegar a tener dificultades”, dijo el intendente quien reiteró que “no deberían existir problemas pero siempre tenemos que estar alerta”.

EDICIÓN IMPRESA