06/12/2017 DERECHOS HUMANOS

El caso Maira Benítez pasará a la Justicia Federal

La incompetencia fue declarada por la jueza de Garantías de Villa de Ángela, Yolanda Alvarenga de Gómez Samela. Consideró que no hay elementos suficientes para tratar la causa como un homicidio, sino como un delito de trata de personas.

img

A pocos días de cumplirse un año de la desaparición de la joven Maira Benítez, los fueros judiciales provinciales se desprendieron del tratamiento de la causa y la elevaron al Juzgado Federal de Sáenz Peña. Resta que el juez federal subrogante de La Termal, Aldo Alurralde, asuma la investigación o que la misma continúe su curso en la Corte Suprema de Justicia.

Al respecto, la abogada querellante de la familia de Maira, Verónica González explicó a elDIARIO de la Región que “debido a los escasos indicios que tuvieron los diversos procedimientos, entre ellos allanamientos, detenciones, rastreos, no hubo resultados concretos o positivos para dar con el paradero de Maira. Son elementos muy endebles para considerar la trata, pero hay que esperar a que la Justicia se expida”.

De esta forma, se re caratularía la causa y quedaría como “Concurso real con trata de persona” en la modalidad delictiva que la Justicia Federal considere y se desplegará la investigación por todo el país. “Se comenzaría a entrelazar datos y se amplía el ámbito de investigación”, señaló González.

Asimismo, la letrada expresó que “la declaración de incompetencia deja una sensación ambivalente para la familia de Maira”. “Es, por un lado, la sensación es de injusticia, porque creemos que la fiscalía quiere sacarse de encima la causa y por el otro consideramos que es positivo porque dejaríamos de buscar un cadáver, en esa instancia la buscaríamos viva”, manifestó.

Aun así, González recordó que “el Juzgado Federal ya rechazó el caso por no reunir las características de un delito de trata, al no configurarse ninguna de las modalidades delictivas”. “Fueron dos meses de esperar a que se expida, la incompetencia fue declarada en febrero y abril contestaron, es decir, que dos meses la causa estuvo parada, ahora esperemos que no suceda lo mismo y que podamos trabajar la encontrar las respuestas del caso”, concluyó la abogada querellante.

 

EDICIÓN IMPRESA