27/04/2018 EL PAÍS

El Banco central perdió 2700 millones netos de las reservas

A esta altura del año, en 2017 el Banco Central había acumulado reservas por 8000 millones de dólares. En igual período de 2018, lleva perdidos 2700 millones en forma neta. Tres especialistas explican las razones y cómo puede seguir.

img

 

“Desde el 10 de enero, el Banco Central acumula una pérdida neta de reservas de 2700 millones de dólares, contra un crecimiento de 8000 millones que había registrado en igual período del año pasado”, señaló a este diario Ernesto Mattos, economista del Centro Cultural de la Cooperación (CCC). La autoridad monetaria debió resignar ayer 1474 millones de dólares para contener la corrida hacia la divisa estadounidense y en los últimos dos meses realizó ventas por 4500 millones.

Los economistas consultados por PáginaI12 alertaron sobre la “bola nieve” que generó el paquete de medidas desregulatorias en el mercado financiero, que favorecen la bicicleta financiera que ofrece el diferencial de tasas de interés domésticas y de Estados Unidos, y que ahora presiona sobre las reservas.

“Ahora todos los que entraron con una tasa interna alta se van porque Estados Unidos subió el rendimiento del bono a diez años al 3 % (su mayor valor en los últimos cuatro años)”, explicó el exviceministro de Economía y titular de la consultora PxQ, Emmanuel Alvarez Agis. El costo de esa política es la que está resintiendo las reservas. “A esto se suma que el Central ni siquiera tiene los dólares en las reservas porque son producto de deuda, mientras que los exportadores de cereales y oleaginosas aguardan por más devaluación para liquidar sus cosechas”, dijo el titular de la carrera de Economía de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y exdirector del Banco Central, Arnaldo Bocco.

Si bien la sangría de reservas comenzó en enero, se aceleró en abril con una fuerte pérdida de divisas. Sólo en los últimos tres días, se perdieron 2100 millones de dólares. “Esto también está vinculado con que el sector agroexportador no está liquidando lo suficiente. En el primer trimestre de 2017, había liquidado 4823 millones de dólares y en igual período de este año fueron 4680 millones”, detalló Mattos.

Para Bocco, lo que se está viendo por estos días es un “mayor apetito por dólares que, algunos analistas, lo vinculan mecánicamente al aumento de las tasas”. También alertó sobre la debilidad de las reservas en el Central: “A diferencia de la administración anterior, esta no es plata que el Central tiene, sino que es plata prestada con deuda y que no la puede siquiera poner a trabajar porque hay dos déficit, comercial y fiscal. El gran problema de esta sangría es que no pueden contener la inflación”, concluyó Bocco.

 

EDICIÓN IMPRESA