19/05/2018 EL PAÍS

El 13 de junio, el Congreso votará el proyecto por la ley IVE

Tras los largos debates que se abrieron para discutir en la Legislatura nacional la ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), se definió que la votación final será el 3 de junio. Por el momento, tanto los sondeos de las colectivas feministas como los del sector en contra dan una leve ventaja al rechazo en las comisiones, en tanto que la decisión definitiva se resolverá en el recinto.

img

Un día antes del inicio del Mundial 2018 en Rusia, el Congreso vivirá uno de los debates más trascendentes desde el regreso a la democracia. El 13 de junio, la Cámara de Diputados votará el proyecto para despenalizar el aborto, que una semana antes será dictaminado en comisiones, con una tendencia levemente favorable al rechazo.

La fecha de la sesión fue confirmada por el presidente de la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky (Pro), quien el jueves encabezó la onceava jornada de exposiciones junto con las comisiones de Legislación Penal, Salud, y Familia y Mujer.

“El cronograma que nos fijamos es dictaminar la primera semana de junio e ir al recinto la semana que viene. Iríamos con una sesión especial, lo cual trasciende el ámbito de las comisiones, ya que depende de un acuerdo parlamentario entre los bloques. Pero esa es nuestra idea”, ratificó el funcionario macrista.

Además, puntualizó que la sesión será para tratar únicamente el proyecto sobre aborto y sugirió que, si la lista de oradores es muy abultada, el debate podría dividirse entre el miércoles 13 y el jueves 14, aunque todo dependerá del acuerdo al que lleguen los bloques.

El dictamen sobre la iniciativa se firmaría entonces la semana anterior y allí se verá plasmada una primera tendencia sobre el nivel de adhesiones que cosecha el proyecto, más allá de algunos sondeos que circulan desde hace varias semanas.

Por caso, Unidad Provida, una red de más de un centenar de organizaciones que rechazan la iniciativa, calcula 101 votos a favor del aborto legal, 126 en contra de la despenalización y 26 que permanecen dubitativos o que todavía no se pronunciaron.

En la vereda de enfrente, el colectivo Economía Feminista también vislumbra más rechazos que apoyos, aunque con una diferencia menor: 112 diputados en contra, 106 a favor y 37 que se mantienen indecisos o decidieron no adelantar su decisión.

 

LETRA

CHICA

Mientras transcurren las exposiciones en el Anexo C de la Cámara de Diputados, los legisladores avanzan en las negociaciones en torno a la letra chica del proyecto de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que podría sufrir cambios para conseguir más respaldo.

Hay dos aspectos que son “innegociables” para quienes promueven el proyecto: la autorización para requerir un aborto a simple demanda hasta las 14 semanas de gestación y la incorporación de esta práctica al sistema de Salud Pública.

Luego, hay una serie de puntos que se están conversando, como la autorización a las adolescentes desde los 13 años para abortar sin consentimiento por parte de sus progenitores o de un representante legal, lo cual despierta dudas.

En el artículo 26 del Código Civil y Comercial, “se presume que el adolescente entre 13 y 16 años tiene aptitud para decidir por sí respecto de aquellos tratamientos que no resultan invasivos, ni comprometen su estado de salud o provocan un riesgo grave en su vida o integridad física”; si la práctica es invasiva, sí se requiere asistencia.

Otro de los temas en discusión es el derecho a la objeción de conciencia -no contemplado en el proyecto en debate- en el cual pueden ampararse los médicos para no realizar un aborto por motivos religiosos.

Lo que evalúan en ese sentido las firmantes del proyecto es proponer la implementación de un “registro de objetores” donde podrían inscribirse los médicos que no deseen realizar abortos, de modo que la institución de Salud garantice que otro profesional realice la práctica. (Fuente: parlamentario.com)

EDICIÓN IMPRESA