08/07/2018 LA PROVINCIA
MARCHARÁN EN TODO EL PAÍS

Decentes universitarios profundizan las medidas de fuerza

Docentes e investigadores de universidades de todo el país, nucleados en CONADU Histórica, acordaron el cese total de actividades a partir del 6 de agosto, en el inicio de clases del segundo cuatrimestre.

img

En reclamo por la “falta de una oferta salarial considerable”, docentes e investigadores de universidades de todo el país, nucleados en CONADU Histórica, acordaron el cese total de actividades a partir del 6 de agosto. Además, planifican una marcha nacional en defensa de la Universidad Pública para mediados de ese mes.

“De esta manera, se verán paralizadas tanto las clases del segundo cuatrimestre como las tareas de investigación y extensión llevadas a cabo en las instituciones de educación superior”, adelantaron en comunicado de prensa.

En el ámbito local, la medida es impulsada por la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional del Nordeste (ADIUNNE).

Desde el sindicato, explicaron que "después de desarrollar un plan de lucha que incluyó 19 días de paro, dos marchas nacionales y múltiples actividades en todo el país, se realizó una consulta pública a la docencia universitaria del nordeste sobre las medidas de fuerza a seguir, dando como resultado un apoyo mayoritario al no inicio de clases”.

“La decisión adoptada expresa el hartazgo y la bronca por el congelamiento salarial que impuso de hecho el gobierno nacional. Su última convocatoria a comisión paritaria del sector fue hace dos meses y allí mantuvo el ofrecimiento de un 15% de aumento en 4 cuotas. En mayo, de manera unilateral e inconsulta, la cartera educativa otorgó como "propina" un adelanto del 5%”, expresaron.

Y sumaron: “La desvalorización del salario y la subejecución presupuestaria, que en los hechos constituye un ahogo financiero que impide el funcionamiento adecuado de las casas de estudio, tal como lo manifestó el Consejo Superior de la UTN en una resolución reciente.

“En este marco de ajuste que afecta no sólo a la Universidad, sino a diversos sectores sociales, ADIUNNE convoca a docentes, estudiantes y no docentes, así como a la comunidad en general, a unificar voluntades en defensa de la educación pública universitaria, entendiendo que se trata de una medida extrema a la que arribamos después de intentarlo todo, ante la falta de respuesta por parte del gobierno nacional”.

Finalmente, ratificaron su pliego reivindicativo: “aumento salarial del 30% ya; cláusula gatillo de revisión salarial por inflación; cumplimiento efectivo del Convenio Colectivo de Trabajo; regularización de docentes contratados y ad honorem; mayor presupuesto para universidad, ciencia y tecnología”.

 

EDICIÓN IMPRESA