24/03/2018 DERECHOS HUMANOS
CONDENADO EN 2013 EN LA CAUSA MASACRE DE MARGARITA BELÉN

Concedieron la prisión domiciliaria al represor Norberto Tozzo

El privilegio fue concedido mediante una resolución de los jueces Juan Manuel Iglesias y Fermín Cerolini, del Tribunal Oral de Resistencia. Tozzo integró el Destacamento de Inteligencia 124 y fue condenado a 24 años de prisión por la desaparición de cuatro detenidos políticos en la Masacre de Margarita Belén. Antes de ser condenado estuvo prófugo de la Justicia Argentina durante 5 años. Iglesias integra el tribunal de la Causa Caballero II y ya falló en términos similares concediendo prisión domiciliaria al represor Gabino Manader y al ex fiscal Mazzoni. Repudio de organismos de DDHH y preocupación ante la posibilidad de interferencia por parte de Tozzo en la búsqueda de desaparecidos.

img

El Tribunal Oral Federal del Chaco otorgó la prisión domiciliaria al ex capitán Norberto Tozzo, integrante del Destacamento de Inteligencia y condenado en 2013 por ser uno de los ejecutores directos de Masacre de Margarita Belén y su responsabilidad en la desaparición forzada  de cuatro detenidos políticos.

La resolución por la cual se le concedió el privilegio a Tozzo lleva la firma de los jueces Juan Manuel Iglesias y Fermín Cerolini (subrogante) del Tribunal Oral Federal de Resistencia, con el fundamento de razones  de salud derivadas de un tratamiento de columna . Tozzo estaba alojado en el Hospital Penitenciario del Complejo de Ezeiza y también era atendido en el Hospital Militar.

Desde la Fiscalía Federal adelantaron a elDIARIO de la Región que apelarán la medida , además señalaron la posibilidad de que Tozzo tenga la vía libre para obstaculizar la búsqueda de desaparecidos.

Martín Peralta, de H.I.J.O.S. Chaco , y presidente de la Comisión Provincial por la Memoria manifestó el “Nuestro repudio absoluto a esta injusticia, Tozzo, Manader, y todos los genocidas deben estar en la cárcel, no en sus casas. Esta resolución, a 42 años del genocidio, con tantos  tantas de nuestros compañeros y compañeras aún bajo desaparición forzada es un agravio  a la Memoria y una afrenta a las familias y a gran parte de la sociedad que cree en la construcción de una democracia plena, libre y soberana”  

OTRA VEZ IGLESIAS

El juez Iglesias fue muy cuestionado  por los organismos de DDHH por haber autorizado una prisión domiciliaria en febrero de 2017 al genocida Gabino Manader, uno de los jefes de la represión estatal de la dictadura, ya condenado a 25 años de prisión por torturas en 2010 y juzgado por desapariciones, tormentos y violación en Caballero II, proceso en el cual Iglesias integra el tribunal que lleva el juicio oral.  Si bien trascendió hoy, la autorización se formalizó el jueves 22 de marzo, a días del 42 aniversario del golpe de Estado en  el marco del cual Tozzo y sus secuaces desplegaron el plan sistemático de represión genocida.

DESAPARICIONES EN LA MASACRE

Tozzo no pudo ser juzgado en el primer juicio por la Masacre de Margarita Belén (2010- 2011) porque se fugó a Brasil en 2003, luego de que un Hábeas corpus concedido por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia dejara sin efecto una orden de captura emitida por la Justicia Federal. Luego de su captura en hotel en Río de Janeiro fue extraditado desde Brasil en mayo de 2011, y condenado el viernes 26 de abril de 2013 a 24 años de prisión por  cuatro casos de desapariciones forzadas en la Masacre de Margarita Belén; los casos de los militantes Fernando Piérola, Roberto Horacio Yedro, Reynaldo Zapata Soñez y Julio Andrés Pereyra (identificado en 2015).

PIÉROLA: “TOZZO SABE DÓNDE ESTÁN”

En esa histórica jornada Gustavo Piérola, hermano del desaparecido Fernando, resumió el sentir de buena parte de los los presentes en el juicio: “No tenemos odio ni sed de venganza. Tozzo secuestró a mi hermano en Misiones, lo torturó en Posadas, lo torturó en Corrientes y lo torturó en la Alcaidía para terminar fusilándolo en Margarita y haciéndolo desaparecer. Tuvo la posibilidad de defenderse en un juicio, como no tuvieron nuestros familiares y compañeros, y podría tener la valentía de decir la verdad de lo que pasó y decir dónde están los desaparecidos. Nosotros seguiremos la búsqueda hasta encontrar los restos de los compañeros” afirmó.

Así las cosas, a 42 años del golpe, las familias continúan buscando a sus desaparecidos, mientras que los responsables callan cualquier información al respecto y especulan con la “impunidad biológica” de la mano de una Justicia cada vez más benevolente.

EDICIÓN IMPRESA