11/04/2018 OPINIÓN

El Derecho de las Bestias

Comunicado de la Corriente Peronista Descamisados frente a la intervención del Partido Justicialista.

img

 

El tridente ofensivo de los regímenes políticos serviles con el Imperio ataca de nuevo. No ha pasado ni unos días de que el pánico del gobierno brasileño a que Lula volviera a ganar las elecciones, lo llevó a una lisa y llana proscripción.

Esto lo pudo hacer con un brutal apoyo mediático que condena, demoniza y estigmatiza sin apelación posible y un venal poder judicial dispuesto a quemar los libros de derecho para obedecer a los intereses oligárquicos.

 

Ese tridente (medios de comunicación, en tanto grupos económicos; poder judicial como vanguardia de los intereses concentrados, y gobiernos genuflexos hegemonizados por los CEO) está también preocupado por la situación en nuestro país. La unidad del peronismo consecuente se viene gestando y se los va a llevar puestos en las urnas. Ya no tienen tanto efecto las mentiras disfrazadas de postverdades. Es que la víscera más sensible, como nos enseñó el General es el bolsillo y aunque le juren los números que las mayorías populares han salido de la pobreza, los aumentos permanentes de los alimentos, de las tarifas eléctricas, del gas, de los transportes, hacen que los sueldos (a los que se pone un techo en la negociación) no alcancen. Esto es una realidad que como el sol no se puede tapar con la mano.

 

El modelo de enajenación y endeudamiento nos conduce inexorablemente hacia la crisis, y el fantasma de la derrota electoral aterra a la oligarquía que nos gobierna.

 

En este marco debemos entender la intervención del Partido Justicialista. El terror que tienen a un peronismo unido, los hace ensayar una forma de proscripción. Han elegido a un burócrata despreciable, que no cree ni en la democracia ni en sus compañeros como agente de esa intervención. Otra vez el poder judicial como ariete, justificando lo injustificable. Otra vez los medios de comunicación dando manija, como por ejemplo el pequeño enano fascista de Eduardo Feiman diciendo que el objetivo de Barrionuevo es limpiar de K el peronismo o cuando TN en lugar de hablar de intervención, dice en su zócalo que la Jueza designó un Presidente del PJ. A todo esto se agrega una banda de cómplices del gobierno, para los que expresamente les importa menos vencer al macrismo que diferenciarse del gobierno anterior (del que en su mayoría formaron parte). Ellos impulsaron esta medida porque saben que en las urnas no pueden vencer al verdadero peronismo, el que reivindica la justicia social, la independencia económica y la soberanía política; así como también el gobierno popular que hicimos; y esta decididamente en contra de este modelo neoliberal, un gobierno de ricos para ricos, donde sus jerarcas son multimillonarios en dólares y tienen la guita afuera porque no confían ni en sí mismos.

 

El partido no es del gobierno de turno, sino de todos los que somos afiliados. A esta burda maniobra de Macri y sus secuaces, se la va a llevar puesta el tráfico de la historia.

 

No van a poder proscribirnos, porque aun cuando se apropien de sellos, persigan encarcelen, a nuestros militantes, el peronismo tiene una historia de lucha a la que será consecuente.

 

Ya se lo decimos cantando: “a pesar de las bombas, de los fusilamientos, los compañeros muertos, los desaparecidos: NO NOS HAN VENCIDO”.

 

DESCAMISADOS

EDICIÓN IMPRESA