11/06/2018 EL MUNDO

Chile: el Papa aceptó la renuncia de tres obispos por abuso

Así lo anunció la máxima sede de la Iglesia Católica, en medio de las especulaciones de los últimos días. El 11 de mayo, los 34 obispos presentaron su renuncia al Pontífice en medio del encuentro que se llevó a cabo en la residencia Santa Marta.

img “Empieza un nuevo día en la Iglesia Católica de Chile”, escribió en Twitter Juan Carlos Cruz, una de las víctimas del párroco Fernando Karadima.

A dos meses de que el Papa Francisco pidiera perdón por los actos de abuso cometidos por miembros de la Iglesia chilena, se dio a conocer una de las primeras medidas concretas que tomó el Vaticano para enfrentar los hechos, tal como lo indicó el Pontífice en su carta a los obispos el p 11 de abril.

Así, desde Roma este lunes se confirmó la salida del obispo Juan Barros de la diócesis de Osorno. Esto ocurrió, además, a 21 días de que los 34 obispos de la Conferencia Episcopal chilena pusieran sus cargos a disposición en una decisión inédita.

Según informó el Vaticano, el papa Francisco ha nombrado a Mons. Jorge Enrique Conchua Cayuqueo como Administrador Apostólico.

La Tercera PM adelantó el viernes que la aceptación de la renuncia del prelado se daría antes de la llegada de Charles Scicluna y Jordi Bertomeu a Chile, la cual se concretará entre el martes 12 y el miércoles 19 de junio.

En la madrugada de este lunes, además, el arzobispo de Puerto Montt, Cristián Caro, había señalado a través de un comunicado en el sitio web de la arquidiócesis que el Papa le aceptó su renuncia por motivos de edad, dejando en ese puesto a un administrador apostólico.

El papa Francisco también aceptó la salida del Obispo Gonzalo Duarte de Valparaíso, quedando en su lugar Mons. Pedro Mario Ossandón Buljevic como Administrador Apostólico quien hasta ahora se desempeñaba como Obispo Auxiliar de Santiago.

En tanto, las víctimas de estos abusos aplaudieron este lunes la salida de los tres obispos.

"Empieza un nuevo día en la Iglesia Católica de Chile. Se van tres obispos corruptos y seguirán más", escribió en Twitter Juan Carlos Cruz, una de las víctimas del párroco Fernando Karadima, quien fue apresado y retirado de sus funciones eclesiásticas en mayo acusado de cometer delitos sexuales en contra de siete menores de edad, entre 1980 y 1990.

"Es un estado lamentable, pero por otro lado yo lo veo como una cosa buena, que se están yendo los delincuentes para la casa y eso es importante", afirmó Cruz. (Fuente: Nodal)            

 

 

 

EDICIÓN IMPRESA