22/08/2018 EL PAÍS

CFK dio el visto bueno a la autorización de los allanamientos

Solicitó para ello una serie de medidas de seguridad.

img

La senadora Cristina Kirchner solicitó al jefe de su bloque en la Cámara alta que adelante su posición de aceptar los allanamientos solicitados por el juez Claudio Bonadio en el marco de la causa de las fotocopias de los cuadernos del exchofer Oscar Centeno. Solicitó para ello una serie de medidas de seguridad para que las imágenes o filmaciones conseguidas no se utilicen con "efecto de su posterior difusión mediática con intencionalidad política".

En el día previo a la sesión convocada para tratar el pedido judicial para allanar sus tres domicilios particulares, la expresidenta hizo pública la carta que envió a sus pares del Senado, con el objetivo de "terminar, de una vez por todas, con el espectáculo montado alrededor de estos allanamientos sin fundamentos" y se refirió particularmente a aquellos legisladores que no dieron quórum en la sesión de la semana pasada por "la firme decisión política de no convalidar la utilización del Poder Judicial como instrumento de persecución política a los opositores".

La expresidenta solicitó en la misiva enviada a la reunión de labor parlamentaria "garantizar que las medidas que se lleven adelante sean sólo para cautelar prueba relacionada con el objeto de esta investigación y no para obtener imágenes o filmaciones sobre el interior de mis viviendas y de los objetos que forman parte de ellas, al efecto de su posterior difusión mediática con intencionalidad política".

En ese sentido, la exmandataria recordó las audios filtrados de conversaciones personales con el exsecretario de la Presidencia, Oscar Parrilli, o los informes televisivos difundidos en los últimos días con "registro fílmico de una inmobiliaria que está desocupada por orden de Bonadio y que había sido allanada hace más de tres años", o la nota televisaba que consistió en recorrer el departamentos de la vecina que vive en el piso de abajo de su propiedad en Recoleta. "Las cosas en esta Argentina: todo vale con tal de no hablar y no mostrar lo que está pasando con la economía y la vida cotidiana de nuestros compatriotas", sostuvo.

Entre los pedidos hechos por la senadora están que no haya cámaras de televisión ni fotográficas, que estén presentes sus abogados, que esté presente un senador o senadora designados por ella y que "se resguarden los objetos de uso personal y de aquellos que conformen el ajuar de las casas".

EDICIÓN IMPRESA