08/10/2017 LA CIUDAD

Capitanich habilitó pavimento y charló con vecinos en Villa del Oeste

El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, recorrió el barrio Villa del Oeste. Dejó inaugurada seis cuadras de pavimento y dialogó con los vecinos sobre las obras complementarias.

img El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, con los vecinos de Villa del Oeste.

 

 

 

 

 

 

El histórico programa de obras pavimento urbano que se ejecuta en Resistencia avanza a paso firme para completar 464 cuadras en solo dos años de la actual gestión municipal. En ese marco, en la mañana de ayer, visitando casa por casa los vecinos, en una nueva modalidad, el intendente Jorge Capitanich habilitó el pavimento urbano de 6 cuadras de Villa del Oeste, una zona históricamente postergada que forma parte del esquema de trabajo que pavimentará entre 2016 y 2017.

Las obras en Villa del Oeste se ejecutaron en el marco de un convenio entre el Municipio y la Dirección de Vialidad Provincial, mediante el cual este último organismo ejecuta la pavimentación de 146 cuadras en Resistencia. “Forma parte de un esquema de trabajo conjunto entre el Municipio y la provincia, en el que hay que destacar y agradecer el aporte del gobierno a cargo de Oscar Domingo Peppo”, señaló.

En esta etapa, la pavimentación alcanzó a las calles Padre Sena (tres cuadras, desde la avenida Alvear hasta la Molina); y Lautaro, Libertad y Molina (en los tres casos, una cuadra entre las calles Padre Cerqueira y Padre Sena).

“Son obras que permitirán una mejor conectividad vial en este sector de la ciudad, pero además brindará mayor seguridad vial”, agregó Capitanich, quien compartió mates con los vecinos de la zona.

El jefe comunal, recorrió y visitó a varios vecinos lindantes a las calles habilitadas, con quienes dialogó respecto de obras complementarias. Las mismas incluyen obras de infraestructura complementaria como desagües pluviales, iluminación, señalización y rampa de acceso para discapacitados.

 EL PAVIMENTO COMO POLÍTICA DE ESTADO

“El pavimento no es un lujo. Es un bien social indispensable para la urbanización creciente de las ciudades. Tiene un gran impacto reduciendo la polución ambiental, generando un incremento en el valor del bien inmueble, un embellecimiento estético de la ciudad y mejora la seguridad y accesibilidad vial muy importante, por ejemplo con las unidades de transporte público, así como el paso de ambulancias”, señaló el intendente.

Capitanich recordó que con toda la batería de obras de pavimento urbano que se ejecutan y se llevarán a cabo, a fin de año habrá 40.000 vecinos beneficiados de manera directa, mientras que en 4 años serán 80.000 los vecinos, en lo que implica una mejora sustancial de su calidad de vida.

“El pavimento es una política de Estado, y estamos encarando un fuerte compromiso y trabajo para poder reducir una deuda heredada en ese aspecto, que es lograr que Resistencia cuente con más calles pavimentadas”, resaltó.

Otro de los puntos salientes es que las mismas podrían ser aún más si los vecinos de Resistencia no hubieran sido discriminados por el Gobierno nacional de Mauricio Macri.

El gobierno de Cambiemos le quitó a los vecinos de la capital chaqueña, 500 cuadras de pavimento urbano que Resistencia tenía financiados con recursos provenientes de organismos internacionales y nacionales. Las avenidas Alberdi, San Martín, Juana Azurduy, Falcón; los accesos barrios de la zona oeste y las 337 cuadras previstas en la Corporación Andina de Fomento (CAF) fueron anulados por razones de discriminación política.

Más allá de los inconvenientes, el Municipio avanzó en un esquema de trabajo para generar más y nuevos recursos, que permita, más allá de las trabas del Gobierno nacional, avanzar para mejorar la calidad de vida de los vecinos, y tener una ciudad cada vez más linda y con mayor infraestructura.

 

 

EDICIÓN IMPRESA